La FSA le da un «notable alto» al balance del Gobierno de Asturias

El partido destaca la retención de fondos de la financiación autonómica y acusa a la oposición de practicar «obstruccionismo» en el parlamento

Nino Torre, Javier Fernández y Marcelino Marcos
Nino Torre, Javier Fernández y Marcelino Marcos

Redaccion

Con el horizonte de las próximas elecciones autonómicas a un año vista, el portavoz del grupo parlamentario socialista; Marcelino Marcos defiende que aún hay tiempo para que nuevas leyes, como la de Transparencia, vean la luz antes de que se cumpla la legislatura y destaca que ningún otro ejecutivo territorial ha rendido tantas veces y con tanta frecuencia cuentas ante el parlamento regional. Ha sido un mandato turbulento en una Junta General con más grupos que nunca, hasta seis, y en la que a juicio de Marcos se ha «abusado» de convocar comisiones de investigación restando espacio y tiempo a la labor legislativa. También cree que la oposición «ha confundido que la cámara sea plural con bloquear la acción del gobierno» el secretario de Política Municipal de la FSA, Iván Fernández, quien a la hora de poner nota al balance del Gobierno en tres año fijó un «notable alto» frente a «un contexto estatal en el que nos privan de más de 100 millones de euros de financiación autonómica que nos pertenece por derecho, esa acción del PP merma la acción del gobierno asturiano».

«Partamos de la premisa de que un parlamento tiene una labor de control y orientación al Gobierno y el de Asturias está controlado como en ninguno. No hay ningún presidente que comparezca cada 15 días y en el que hay tantas comparecencias de consejeros», asegura el portavoz Marcelino Marcos para quien además «ha habido una inflación, un abuso de las comisiones de investigación que son un mecanismo excepcional de hacer control al gobierno en vez de utilizar preguntas y mociones».

Iván Fernández acudió a las cifras del último presupuesto (que Podemos rechazó por desacuerdos sobre la escuela infantil) y que dedicaban más del 60% de su monto al gasto social «para proteger a quienes más necesitan y menos tienen». El responsable de la FSA destacó también que las cuentas consolidaban el crecimiento de la región «había en inversiones más de 370 millones de euros; eso significa que cada día del año, el Gobierno de Asturias invertiría un millón de euros en acciones productivas». Iván Fernández señaló que el impulso social de la acción del Ejecutivo se pone de manifiesto en que «los asturianos valoran la sanidad pública con la cuarta mejor nota» en el conjunto de comunidades.  también. «El 11% de la economía está ya en el sector del turismo y representa el 12% del empleo de la comunidad y eso es por una acción de gobierno que está tejiendo la Asturias del siglo XXI».

Marcelino Marcos hizo recuento del debe y el haber con repaso a 22 leyes aprobadas que «si no son de calado es porque el desarrollo del Estatuto ya ha llegado a asuntos de calado» y manifestó su «optimismo» de cara a que salga a adelante la Ley de Transparencia en este ejercicio, «también lo creo de otras iniciativas como la Ley del Deporte, la de garantías vitales o la Ley de Calidad alimentaria». El portavoz socialista insistió en que si no se habían cerrado más acuerdos legislativos había sido por «osbtruccionismo»y una «adulteración del reglamento» por parte de la oposición al utilizar los mecanismos de la cámara. «Nosotros hemos sido responsables, por ejemplo en la comisión sobre el sector forestal, pero es que aquí incluso se ha tratado de instrumentalizar hasta las peticiones de comparecencias». 

Pese a todo en su opinión «en lo global la labor de la cámara ha sido productiva». Pero a nadie se le escapa, y a Marcelino Marcos tampoco, que la ley más importante para un Gobierno y también para el grupo parlamentario que le sostiene, es la de los presupuestos de la comunidad y en esta legislatura ha habido más prórrogas que pactos, uno con el PP en una repetición año a año de llamadas a concretar una unión de esfuerzos con Podemos e IU que nunca llegó a cuajar por completo.

«Salvo en una ocasión, IU siempre apoyó los presupuestos y el PP lo hizo en función de sus propios intereses. Nosotros siempre tuvimos la voluntad de llegar a acuerdos respetando nuestro programa electoral. Y con Podemos tenemos el ejemplo más reciente de haber rechazado aprobar los presupuestos exactamente por la misma razón, que bonificar al 50% las matrículas en la escuela de 0 a 3 años, por las que ahora aprueban el crédito extraordinario. La diferencia es que podríamos haber tenido ese descuento en enero y lo tendremos en septiembre».

En este sentido, señaló que el Gobierno de Javier Fernández «se ha caracterizado por el rigor en su trabajo y por el respeto a las competencias de la cámara en control y orientación, ha sido escrupuloso en cumplir todos los requerimientos e insisto en que no hay precedentes de un presidente sometido a preguntas quincenalmente».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La FSA le da un «notable alto» al balance del Gobierno de Asturias