Redaccion

 Dos de los tres diputados del grupo parlamentario de Foro, Pedro Leal y Carmen Fernández, han comparecido este jueves ante los medios para aclarar que «no existe ningún ataque orquestado» contra la portavoz del grupo, Cristina coto, sino que lo que ha habido es un asunto de «discrepancias internas del grupo que puede derivarse de las secuelas de las primarias que el partido ha anunciado para el 29 de febrero».

Los dos diputados han indicado que «aún no hay nada previsto ni ninguna decisión adoptada», pero no descartan que se opté por relevar a Cristina Coto, también presidenta de la formación, de la portavocía del grupo.

«Es algo que debatiremos en nuestro seno con total normalidad», ha dicho Leal, que ha indicado que «de no haber unanimidad en el grupo parlamentario sobre la portavocía será en la Comisión Directiva de Foro donde se adopte una u otra decisión».

Leal y Fernández han explicado que lo que ha ocurrido es que Cristina Coto firmó «unilateralmente el pasado 25 de mayo y sin comunicación ni conocimiento de los otros dos miembros del grupo, una propuesta que modifica la estructura del personal adscrito que le corresponde a la formación en la Junta, sin respetar las más elementales normas democráticas y de espaldas a sus compañeros».

Han explicado que ante el conocimiento de esta circunstancia, la portavoz adjunta Carmen Fernández, registró un escrito con el que trataba de «devolver la normalidad a la estructura orgánica de personal de grupo».

El cambio de personal propuesto por Coto pasaba por ampliar a jornada completa la media jornada de una de los asesores con los que cuenta el grupo parlamentario. Tanto Pedro Leal como Carmen Fernández, han insistido en que «saben a ciencia cierta» quien ha acudido a los medios para tratar de disfrazar estas discrepancias de «supuesto ataque orquestado».

Comentarios

El grupo parlamentario de Foro salta por los aires