¿Cuál es el peso de Asturias en las primarias del PP?

Con un número muy similar de militantes inscritos para votar, algunas comunidades llegarán con diferencias radicales en la elección definitiva de los compromisarios

Pablo Casado en la clausura del congreso autonómico del PP de Asturias
Pablo Casado en la clausura del congreso autonómico del PP de Asturias

Redaccion

El proceso de primarias abierto en el seno del PP después de la moción de censura que les apartó del gobierno y de que Rajoy se retirara sin haber planteado la tradicional designación a dedo de un sucesor está resultando un quebradero de cabeza para la organización. No sólo por la falta de costumbre para acoger la competición abierta de varios candidatos (en un inicio el partido planteó que se celebrara un debate entre los principales aspirantes pero luego desechó la idea) sino por la gigantesca brecha numérica que se ha revelado entre la cifra de afiliados de la que el PP ha presumido durante años --más de 800.000, destacando que se trataban del grupo con más militantes de España y uno de los más altos de Europa-- y el número muchísimo más bajo, apenas 66.384 que se han inscrito para participar de forma activa en la votación que comenzará el 5 de julio.

A todo ello se suma además de que las primarias del PP son «sui géneris»; por un lado en el primer día de votación se dispondrán dos urnas en las sedes que acogerán la consulta --en el caso de Asturias serán 22 ya que se agruparán los concejos menos poblados-- y en ellas los militantes que se hayan inscrito expresando su voluntad expresa de participar elegirán por un lado a su candidato preferido de entre todos los que optan a la presidencia del partido, y por otro, a los compromisarios electos que más tarde, en una segunda vuelta, tendrán el voto definitivo para elegir en el congreso nacional al ganador. Es un sistema de dos vueltas pero con un censo distinto para cada una de ellas, en el primero del total de militantes y en el segundo de los compromisarios que envía cada comunidad al cónclave nacional. 

En el PP de Asturias aseguran contar con un total de 18.858 militantes. Después de que se cerrara del plazo para inscribirse en las primarias, la dirección autonómica informó de que se habían registrado para votar 2.209 afiliados, aunque en la lista difundida por la dirección nacional por comunidades se cuentan para Asturias 1.523; una cifra provisional, según se destacó, a falta de verificar todos los datos. Hay un precedente cercano sobre votacioes de militantes en Asturias. En marzo del año pasado, la presidenta regional Mercedes Fernández revalidó su mandato en el XVII Congreso Autonómico con una amplia mayoría. Entonces se registraron 2.070 afiliados, de los que votaron finalmente 1.748. De ellos, 1.536 lo hicieron a favor de Mercedes Fernández, 189 apoyaron a su rival Carmen Maniega, hubo 15 votos en blanco y 8 nulos.

La diferencia decisiva de afiliados y compromisarios

En todo caso, Asturias contará en el congreso nacional con 65 compromisarios en total, 11 de ellos son natos, es decir, acuden al cónclave al margen del voto de los militantes por su calidad de dirigentes orgánicos (son los diputados y senadores, la presidenta y secretario general, etc), otros 2 acuden en representación de la rama juvenil del partido, Nuevas Generaciones, y finalmente 52 son elegidos por votación después de ser propuestos por las juntas locales. No hay manera de que ambas votaciones estén ligadas, así que podría llegar a suceder que el voto de los militantes asturianos se decantara por uno de los candidatos y que luego los compromisarios optaran por otro distinto en el congreso, lo que abriría un nueva crisis en la legitimidad del ganador.

Pero hay una disfunción más, en la distribución del número de compromisarios para cada territorio pesan varios elementos: cada provincia se le asigna un mínimo de 6 compromisarios, mientras que Ceuta y Melilla reciben un mínimo de 3 cada una. En razón del hecho insular se garantiza que las islas cuenten con un mínimo de entre 1 y 5 compromisarios. El resto de los compromisarios se distribuye de la siguiente manera: el 75% se asignan atendiendo al número de afiliados y el 25% restante se distribuye en función del porcentaje de voto obtenido en las últimas elecciones generales. Es decir, el factor fundamental es el número reconocido de miltantes por cada agrupación autonómica. Pero ahora esas cifras están en entredicho al constatarse en las inscripciones para votar que se están registrado números muchísimo más bajos.

Por ejemplo, según los datos provisionales de la dirección nacional, Asturias cuenta con el mismo número de inscritos que Cantabria, pero a la hora de votar en el congreso tendrá 65 compromisarios del Principado frente a 48 de la comunidad vecina, son 17 más. Si finalmente se da por buena la cifra ofrecida por la dirección asturiana, la de 2.209 inscritos las desigualdades se disparan. En cuanto número de registrados para votar Asturias se situará a la altura de comunidades como La Rioja (con 2.899) pero que sólo tendrá 29 compromisarios, es decir el peso de los asturianos en el congreso será más del doble aunque hayan votado menos afiliados. Cataluña con 2.106 inscritos tendrá 110 y en este caso, con una cifra muy parecida a la de Asturias contará con casi dos veces más influencia en la segunda y decisiva vuelta para elegir al líder nacional. Situaciones similares se dan con Canarias (2.081 inscritos y 114 compromisarios), Aragón (2.106 inscritos y 92 compromisarios) o Baleares (con más afiliados inscritos para votar que Asturias, hasta 2.899 pero que llegará al congreso con 59 compromisarios). 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

¿Cuál es el peso de Asturias en las primarias del PP?