El verano asturiano colecciona tormentas y tornados

Las fuertes precipitaciones de la tarde de ayer dejaron un chaparrón de incidencias, sobre todo en el centro de Asturias, y un nuevo tornado en la costa, esta vez en Cuevas de Mar

Un tornado en la playa llanisca de Cuevas de Mar
Un tornado en la playa llanisca de Cuevas de Mar

Asturias acumula tormenta sobre tormenta e incluso tornado sobre tornado. El verano climático especialmente inestable que se está viviendo en el Principado no solo dejó ayer un chaparrón de agua y granizo que se abatió sobre todo al centro y al sur del Principado, y muy especialmente a la ciudad de Oviedo y su entorno rural: también hubo un verdadero chaparrón de incidentes en calles, viviendas, comercios, carreteras con argayos, accidentes de tráfico y cortes del ferrocarril, e incluso se llegó a avistar por segunda vez en unos días un tornado en la costa asturiana, esta vez en la playa llanisca de Cuevas de Mar, que no causó daños como el de la pasada semana en la costa de Valdés.

Tal y como había pronosticado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) al declarar la alerta amarilla, las nubes de desarrollo generadas tras una mañana de bochorno, empezaron a descargar con fuerza por la tarde. Oviedo se llevó la palma, incluso el récord nacional del día en precipitaciones, con hasta 46 litros por metro cuadrado recogidos en dos horas. Pero el agua también se dejó notar en las Cuencas, con un argayo que llegó a cortar el tráfico en el puente de Santo Emiliano a la altura de Rioturbi

También se registraron numerosas incidencias de tráfico, tanto por carretera, con vuelcos de vehículos o evacuación de pasajeros de transporte público, como por ferrocarril. Las líneas entre Gijón y Laviana, las de Oviedo hacia Infiesto y Trubia y la de San Esteban de Pravia a Pravia sufrieron cortes y en algunos casos los viajeros tuvieron que ser trasladados por carretera a sus destinos.

Aunque la Aemet prevé algunas tormentas para esta tarde en zonas de montaña, no hay alertas para hoy ni tampoco las habrá para mañana. Sin embargo, las precipitaciones de agua y granizo y el aparato eléctrico volverá a ser intenso este fin de semana, según las previsiones.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El verano asturiano colecciona tormentas y tornados