Asturias someterá todas sus políticas públicas a los objetivos de la lucha contra la pobreza de la ONU

El Principado enviará a La Moncloa en los próximos días sus compromisos para implantar la Agenda 2030, que incluyen la reordenaión del área central y el plan de movilidad sostenible. Un comité con representantes de todas las consejerías y de los ayuntamientos coordinará las actuaciones


El Gobierno autonómico subordinará todas las políticas públicas en Asturias al cumplimiento de los objetivos de la ONU contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión social. El Principado, que no había enviado sus propuestas a tiempo de que quedaran reflejadas en el primer borrador nacional para implantar la Agenda 2030, subsanará ese retraso en los próximos días y hará llegar a La Moncloa, donde se coordina todo el proyecto, sus planes de actuación, a los que este diario ya ha tenido acceso. Para garantizar la coherencia de todas las iniciativas y la coordinación de la Administración regional con los ayuntamientos y el sector privado, la comunidad autónoma creará un comité interdepartamental, encabezado por el consejero de Presidencia. Ese órgano, en el que se sentarán representantes de todas las consejerías y de la Federación Asturiana de Concejos, puesto que muchas de sus decisiones afectarán a competencias de los ayuntamientos, será el responsable de estudiar y proponer nuevas acciones. Además, una comisión de seguimiento evaluará cada seis meses el cumplimiento de los objetivos y la marcha del plan.

Aprobada por 193 países en septiembre del 2015, la Agenda 2030 sustituye a los Objetivos del Milenio como guía de actuación de la ONU para conseguir un mundo más justo. Propone 17 objetivo económicos, sociales, educativos, urbanísticos y medioambientales, desarrollados en 169 metas concretas fijadas a todos los países del mundo. España suspendió en todos y cada uno de ellos en un reciente estudio impulsado por las propias Naciones Unidas y la Fundación Bertelsmann y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apostado por darles un impulso coordinando desde La Moncloa una estrategia nacional con aportaciones de todas las comunidades autónomas y de los ayuntamientos.

Lo que Asturias se propone conseguir hasta finales del próximo decenio está en sintonía con decisiones y objetivos ya anunciados por el Ejecutivo de Javier Fernández. El desarrollo de la nueva ordenación del área metropolitana, el espacio en el que vive el 80% de la población asturiana, para prevenir que su crecimiento desordenado cree disfunciones, y la elaboración de un plan de movilidad sostenible, con la colaboración de los ayuntamientos, que cambie el actual modelo del transporte en la región, refuerce la intermodalidad y resulte más sostenible. El Principado, además, ya ha comenzado una campaña de sensibilización acerca de los objetivos de la ONU con el reparto de material didáctico en los centros educativos para promover desde las aulas el despertar temprano de la conciencia crítica entre los alumnos y formar personas con conciencia solidaria.

Objetivos concejo a concejo

Con la ayuda de los ayuntamientos y las ONG implantadas en la comunidad, el Gobierno autonómico también prevé poner en marcha 'Asturias Compromiso Solidario', un programa de sensibilización sobre la Agenda 2030 que, además de informar, pretende obtener compromisos concretos. El Principado, de esa manera, aspira a que cada territorio y administración local asuma acciones determinadas dentro de sus competencias y de su ámbito geográfico. El Ejecutivo organizará formación para el personal municipal y buscará en las ONG los perfiles necesarios para impartirla.

La entrada en vigor de la Agenda supondrá también una reorientación de los objetivos y los planes de la Agencia Asturiana de Cooperación Internacional, que desde hace dos semanas tiene como responsable a Francisco Villaverde. El nuevo director tiene entre las tareas pendientes que hereda de sus predecesoras la redacción final de una estrategia de desarrollo sostenible que incorpore el Plan de Cooperación en vigor desde el año pasado y marque la posición de Asturias. Las siete prioridades para la ayuda exterior financiada con fondos autonómicos, de acuerdo con las nuevas orientaciones de la ONU, serán:

el acceso a la salud preventiva y primaria

la educación en igualdad de condiciones entre hombres y mujeres, con especial atención en primaria y secundaria

derecho al agua desde un enfoque integral de mejora del hábitat de manera sostenible

desarrollo de oportunidades para la generación de medios de vida y de ingresos desde la cohesión social

políticas de igualdad y derechos de las mujeres

fortalecimiento de una sociedad civil responsable y articulada desde la defensa de los derechos humanos, civiles y políticos

defensa de la identidad cultural y promoción de los pueblos indígenas y las minorías étnicas.

Los 17 objetivos que la ONU plantea alcanzar en todo el mundo dentro del primer tercio del siglo son: fin de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad, igualdad de género, agua limpia y saneamiento, energía asequible y renovable, trabajo digno y crecimiento económico, innovación, reducción de las desigualdades, ciudades y pueblos sostenibles, consumo responsable, acción por el clima, vida submarina, vida terrestre, paz y justicia, y alianzas internacionales.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Asturias someterá todas sus políticas públicas a los objetivos de la lucha contra la pobreza de la ONU