Asturias reconoce «discrepancias manifiestas» con el Gobierno por el carbón

El Ejecutivo regional espera que la reunión entre Javier Fernández y Pedro Sánchez sirva para frenar una «descarbonización exprés»

.El presidente del gobierno Pedro Sánchez, durante su reunión con reúne con el Presidente del principado Asturias, Javier Fernández, esta mañana en el Palacio de La Moncloa
El presidente del gobierno Pedro Sánchez, durante su reunión con reúne con el Presidente del principado Asturias, Javier Fernández, esta mañana en el Palacio de La Moncloa

Oviedo

El Gobierno asturiano espera que el encuentro que mantuvieron el miércoles los presidentes Pedro Sánchez y Javier Fernández sirva para que se abra un nuevo escenario en el que el Ministerio de Transición Ecológica module su posición y renuncie a una descarbonización exprés. Eso sí, el Ejecutivo regional reconoce «discrepancias manifiestas» con el Gobierno central por este tema.

«Confiamos en que la reunión abra la puerta a otro escenario en el que el Ministerio module planteamientos, renuncie a la descarbonización exprés y vaya hacia una transición energética pausada y negociada» que no comprometa los intereses de Asturias y de su industria, ha señalado el portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez.

Según Martínez, el encuentro entre el jefe del Ejecutivo asturiano y el presidente del Gobierno merece una «valoración global positiva» porque permitió «tratar con sinceridad y abiertamente» los principales asuntos de la comunidad autónoma, entre ellos, el efecto negativo que tendrá para Asturias un proceso de transición energética que adelante el cierre de centrales térmicas.

Para Martínez, el presidente asturiano expuso a Sánchez «con sinceridad y claridad» las razones por las que Asturias se opone «a un cierre precipitado de las centrales térmicas» que puede «poner en jaque el desarrollo industrial y el porvenir económico de Asturias». Ése es el primer paso que, según el portavoz, debía dar el presidente de Asturias que, ha añadido, va a continuar en la defensa de los intereses de Asturias «de manera clara», como ha hecho en los últimos meses en los que «la posición del Gobierno asturiano» no ha variado.

Ha reconocido que hay una «discrepancia manifiesta» entre el Ministerio de Transición Ecológica y el Gobierno del Principado y que éste nunca ha ocultado sus diferencias, y que en la reunión de presidentes, Sánchez «tomó nota» de la posición asturiana y eso, según el portavoz del Ejecutivo asturiano, «ya merece ser tomado en cuenta». «Confiamos en que abra la puerta a que el Ministerio module sus planteamientos ... y vaya hacia una posición que no comprometa el futuro de Asturias», ha insistido Martínez, quien ha incidido en que la posición del gobierno asturiano no ha variado en los últimos meses. 

Sí que ha calificado de «muy buena noticia» que el presidente del Gobierno se hubiese comprometido a mantener los plazos para que la alta velocidad ferroviaria llegue a Asturias en el verano de 2020 con la apertura de la variante de Pajares para tráfico mixto de pasajeros y mercancías. Ése y otros compromisos en materia de infraestructuras, como la inversión de 600 millones de euros en el Plan de Cercanías o la restitución de la Autopista del Mar entre Gijón y Nantes «merecen ser subrayados».

«El Gobierno asturiano cree que hay que superar el periodo de acusaciones mutuas acabando las obras pendientes y poniéndolas en servicio», ha señalado Martínez, que también ha mostrado su satisfacción por el compromiso asumido por el presidente español de negociar ante Bruselas la continuidad de la minería del carbón. Igualmente, ha destacado la visión compartida entre ambos Ejecutivos sobre la necesidad de encauzar la reforma del modelo de financiación autonómica con una negociación multilateral con todas las comunidades autónomas.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias reconoce «discrepancias manifiestas» con el Gobierno por el carbón