Tensión en el vuelo Barcelona-Asturias al chocar un halcón contra una turbina

El avión abortó el despegue y fue enviado a revisar

Un avión de Vueling
Un avión de Vueling

Redacción

Los pasajeros del vuelo de las 22.00 horas de la compañía Vueling entre Barcelona y Asturias vivieron el pasado lunes escenas de tensión. Cuando el avión estaba iniciando el despegue, un halcón chocó contra una turbina, motivo por el que el piloto decidió abortar la operación y enviar el aparato a revisión.

En ese momento se escucharon gritos y la incertidumbre se apoderó de parte de los 180 pasajeros. Sin embargo, las rápidas explicaciones de la tripulación provocaron que la situación se tranquilizase rápidamente.

El avión (un Airbus 320) había recorrido unos 300 metros cuando se escuchó el golpe y el aparato pegó un frenazo. Sin embargo, y a pesar del susto, la situación no pasó a mayores, más allá del retraso ocasionado por tener que recolocar a los pasajeros y enviar el aparato a revisión.

Los viajeros fueron desalojados y, finalmente, sobre las 12 trasladados a otro avión. Pasadas las dos de la madrugara aterrizaron en Asturias.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Tensión en el vuelo Barcelona-Asturias al chocar un halcón contra una turbina