Así se descubrió el «Aedes Japonicus» en Anes

Una fotografía enviada a Mosquito Alert el pasado 8 de junio dio lugar a la confirmación de la llegada de esta especie a España

Un aedes japonicus
Un aedes japonicus

Redacción

El «Aedes Japonicus» fue descubierto el pasado 8 de junio por un usuario de la plataforma científica Mosquito Alert. Su ubicación: la parroquia sierense de Anes. Se trata de la primera aparición en España y el sur de Europa de esta especie, que ya se extendió hace años en Estados Unidos. El proceso de detección de la especie ha durado un mes, así lo explica Frederic Bartumeus, director de la aplicación. «La alerta nos llega a través de una fotografía de un mosquito sospechoso que una persona anónima nos envía desde Pola de Siero. Al usuario se le piden más fotografías y, tras analizarlas, le enviamos un mensaje con una dirección para que nos hiciera llegar por correo ejemplares de adultos y larvas». 

El 10 de julio se confirman las sospechas. Tras el hallazgo, entomólogos del proyecto Mosquito Alert y de la Universidad de Zaragoza que coordina el proyecto de vigilancia entomológica del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, realizaron una inspección de campo los días 20 al 22 de julio. La inspección se lleva a cabo en un radio de 10 kilómetros y logran confirmar la procedencia de estos ejemplares. 

El equipo acude también a Oviedo, dado que en el archivo fotográfico existían imágenes de ejemplares sospechosos procedentes de la capital, pero no se obtienen resultados positivos. «Esto no quiere decir que el Aedes Japonicus" no se haya extendido hasta Oviedo, puede que sí existan ejemplares en la zona pero no los hayamos encontrado», explica Bartumeus. El foco de esta especie de mosquito se encontró, concretamente, en una zona rural con amplias extensiones de pastos y agua de lluvia estancada. 

La aparición de esta nueva especie en España ha dado lugar al planteamiento de nuevos estudios con los que confirmar cual es el hábitat real del mosquito en la península. «No sabemos si se ha podido diseminar por el País Vasco, Cantabria o Galicia, por eso es fundamental la colaboración ciudadana», explica Bartumeus que incide en que la intención de este proyecto es aunar esfuerzos entre la ciudadanía, científicos y gestores de salud pública y medio ambiente para luchar contra mosquitos vectores de enfermedades como el Zika, Dengue y Chikungunya. El hábitat más adecuado para esta especie es aquella que se caracterice por ser húmeda y fría, por lo que la principal teoría es que el foco no se disemine por el resto de la península. «No creemos que vaya a prosperar hacia el sur de España, aunque tal vez se extienda o ya se haya extendido en el norte», explica el director de la aplicación.  

A pesar de que el «Aedes Japonicus» puede ser portador de enfermedades como el virus del Nilo Occidental, el riesgo de contagio es prácticamente nulo debido a que estos virus no existen actualmente en Asturias. «Está presente en zonas de paso migratorio de aves, como Andalucía o el estrecho de Gibraltar, dado que son estos animales los principales huéspedes del virus». Por ahora, desde Mosquito Alert se ha emitido un aviso a las autoridades sanitarias y esperan avanzar en la investigación que les permita saber si se puede actuar de manera anticipada ante esta aparición.

Mosquito Alert surge en 2014 como un proyecto de participación ciudadana que permita localizar focos de especies trasmisoras de enfermedades: el mosquito tigre y el mosquito de fiebre amarilla. El proyecto consiste en generar una serie de mapas de incidencias a través del aporte de sus usuarios con el fin de ayudar, complementar y generar una mayor escala de actuación a un coste mucho menor. «Con la aplicación pretendemos devolver el favor al ciudadanos a base de estudios e información», explica Bartomeus. El feedback entre el equipo de la plataforma y sus usuarios es constante, así como con el Ministerio, con quien colaboran y a quien envían avisos en caso de detectar algún tipo de irregularidad. «Mosquito Alert es una herramienta que complementa el trabajo del Ministerio y de los ayuntamientos, que son los encargados del control de poblaciones», asegura. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Así se descubrió el «Aedes Japonicus» en Anes