Al sacrificio de lobos le sigue un aumento en los ataques al ganado

E. G. B.

ASTURIAS

Lobo abatido.Lobo abatido
Lobo abatido

Un estudio, que analiza datos en Asturias de 2003 a 2009, relaciona los daños con la intensidad de los controles de población en el año anterior

06 ago 2018 . Actualizado a las 10:36 h.

Son varios los estudios científicos que confirman que el sacrificio de lobos no solo promueve el furtivismo, sino que también aumenta los daños en la cabaña ganadera en los años siguientes y uno de ellos es el que realizaron investigadores asturianos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Oviedo, que se publicó en 2016, sobre cómo se gestionó en Asturias el conflicto con los lobos analizando datos de 2003 a 2009. 

Una de las principales conclusiones de esta investigación es que el sacrificio legal de lobos fue seguido de un aumento en los daños compensados, fracasando por tanto en el objetivo de reducirlos pese a que los dos planes de gestión del lobo que se han puesto en marcha en Asturias tengan como objetivo mitigar la depredación en el ganado y de un conflicto social del que los investigadores no encontraron más referencias que las reflejadas en los medios de comunicación. 

El estudio, en el que también se incluía al oso pardo cantábrico, analiza la relación de datos como las estimaciones de población de lobos, las cabezas de ganado, el número de lobos sacrificados o las indemnizaciones pagadas por los daños con las denuncias de depredaciones del lobo en la cabaña ganadera asturiana, evaluando la eficacia de los controles de población para reducir esos ataques. Así, en ese periodo se calculaban 30 manadas de lobos en Asturias, la única región que al menos entonces pagaba por los daños causados por osos y lobos como parte de los planes de recuperación y gestión, respectivamente, y la única también que disponía de datos sobre los daños que provocan ambas especies. En el caso del lobo, el ganado afectado no llegaba ni al 1% de toda la cabaña.