Así cuenta un camarero en Twitter cómo lidia con los «foriatos» a golpe de humor

El trabajador comparte con sus seguidores las jocosas conversaciones que mantiene con los turistas en su negocio


Redacción

Asturias es un paraíso natural que muchos turistas escogen para desconectar, relajarse y disfrutar de la naturaleza. Sobre todo, para aquellos que proceden de grandes ciudades y buscan perderse en cualquier lugar recóndito. Muchos de ellos acuden seducidos por los verdes paisajes y, también, por la sobresaliente gastronomía. En esos restaurantes se encuentran cientos de camareros que durante el verano dedican miles de horas a atenderlos de la mejor manera y con la mayor paciencia posible. En ocasiones, el único remedio para el agotador trabajo del hostelero es el humor. Y mucho mejor si es correspondido. Esta es la filosofía con la que el usuario de Twitter @cuervajo se enfrenta cada día a largas jornadas en el restaurante en el que trabaja. 

Osocuervo, como se hace llamar en esta red social, recopila en su perfil algunas de las conversaciones que mantiene durante su jornada laboral con todos aquellos foriatos que deciden pasar unos días en las proximidades de su restaurante. Diálogos relajados y con un toque de humor que muestran en un tono divertido cómo actúan los turistas en nuestra región y cuál es su visión de ella.

En el tuit más destacado de esta extensa recopilación aparece una conversación sobre el precio de una copa de alcohol en la que al turista asegura que 3,50 euros le parece un tanto caro. «Es un poco caro para ser un bar de un pueblo perdido de Asturias», le dice al camarero. A lo que el tuitero/camarero le responde claramente que «cuando deje de ser un bar de un pueblo perdido de Asturias para convertirse en un mercadillo quizá aceptemos regateos». El tuit, que cuenta ya con 3.1000 «me gusta» y casi 1.000 retuits supuso el pistoletazo de salida a infinitas escenas de lo más variopintas.

Mediante las conversaciones plasmadas en sus tuits, el usuario muestra a la perfección el concepto que tienen algunos turistas de los asturianos que viven apartados de las grandes ciudades. «Mucha gente de aquí no habréis visto una gran ciudad» valoraba uno de sus clientes antes de que el camarero le explicase que Gijón se encuentra a media hora del establecimiento.

Pero el tema estrella es, sin duda, el gastronómico. Peticiones imposibles y más de una exigencia que el tuitero ha sabido llevar con mucho humor. Como el francés que le pidió una fabada recién hecha para cenar, o la tortilla de patatas en menos de veinte minutos.

El usuario ha explicado y remarcado que a pesar de lo que pueda parecer en sus tuits, la relación entre empleado y clientes es  siempre muy buena, que el humor es fundamental para el trato con ellos y que sus respuestas son siempre desde el respeto. «Tenemos muy buen rollo aquí, es un bálsamo comparado con estos meses de atrás. Y eso se nota en la complicidad que tenemos con la gente», escribe. «Es siempre bueno que se comporten así, es muy divertido», añade el usuario que asegura que es una manera necesaria de eliminar tensión durante un trabajo tan exigente, sobre todo, en verano.

Valora este artículo

34 votos
Comentarios

Así cuenta un camarero en Twitter cómo lidia con los «foriatos» a golpe de humor