Operación retorno: el combustible más caro en cuatro años en Asturias

El precio de la gasolina y del gasóleo se ha incrementado por encima de los dos dígitos desde el verano pasado


Redacción

La percepción de cualquier conductor es que el precio del combustible siempre está al alza. Aunque no es exactamente así, sí lo es que la gasolina y el gasóleo suelen estar más caros coincidiendo con las grandes operaciones de tráfico. Este año no existen diferencias significativas entre lo que costaba llenar el depósito en el mes de mayo y ahora, pero la diferencia sí que es importante si se compara con hace un año. El aumento supera los dos dígitos en los dos tipos de combustibles en ese periodo. Además, la región tiene ahora los precios más altos de los últimos cuatro años.

Los datos del Ministerio para la Transición Ecológica recogen que en el último mes casi no ha habido variaciones en el precio del combustible. La lista de precios actualizada refleja que el litro de gasolina oscila en la región entre los 1,27 y los 1,41 euros, con una media aproximada de 1,35 euros. En el caso del diésel la horquilla va de 1,12 a 1,31 euros, con una media de 1,21 euros.

Ese precio es prácticamente el mismo que el que recoge el boletín mensual que elabora el ministerio. El último publicado, correspondiente al mes de julio, fija un precio medio de 1,34 euros para la gasolina y 1,24 euros para el gasóleo. La variación respecto a antes del verano es mínima, aunque las diferencias empiezan a ser importantes si se compara con el mes de enero y espectaculares respecto al mes de julio de 2017. En comparación con el mismo mes del año pasado, la gasolina ha subido el 11,77% en Asturias, mientras que en el gasóleo la diferencia es todavía mayor, del 16,9%.

A todo esto se suma que Asturias es una de la comunidades autónomas donde sale más caro repostar. En el caso de la gasolina es la segunda con unos precios más elevados, mientras que en el diésel es la tercera. En esa situación tiene que ver que la comunidad mantiene uno de los tramos autonómicos más altos del impuesto de hidrocarburos, 4 céntimos por litro. A partir de enero, ese baremo se igualará para todas las comunidades, lo que permitirá equilibrar precios, en detrimento de otros territorios.

Los precios más caros en cuatro años

Para encontrar un año con unos precios tan caros de combustible hace falta remontarse a 2014. Ese año tanto gasóleo como gasolina costaban 10 céntimos más que ahora. Desde ese momento los precios comenzaron a moderarse y a bajar paulatinamente, hasta que en 2016 marcaron su punto más bajo del último lustro en un mes de julio. La gasolina costaba entonces 1,18 euros y el gasóleo 1,06 euros.

El año pasado ya fue un poco más caro que hace dos (dos céntimos de media), aunque el gran incremento se ha registrado entre 2017 y 2018. En términos absolutos, el litro de gasolina cuesta ahora 14 céntimos más que hace un año y el de gasóleo 11 céntimos más.

Hasta 9 euros más caro

Llenar el depósito de 50 litros de un coche cuesta de media en Asturias 67,5 euros, es decir 7 euros que hace un año. En el caso del gasóleo la diferencia es todavía mayor, de 9 euros.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Operación retorno: el combustible más caro en cuatro años en Asturias