La radiografía de la vivienda asturiana: menos accesibles y peor conservadas que la media

Pisos con más de 30 años de antigüedad ubicados en las cuatro grandes concejos, que acaparan el 60% del parque residencial de Asturias, que supera la media nacional en carencias de accesibilidad y estado de conservación

Viviendas en Gijón
Viviendas en Gijón

Unas 85.000 viviendas de Asturias tienen carencias de accesibilidad. Casi 90.000 no tienen calefacción.  Otras 47.000 están en un estado ruinoso, malo o deficiente. También hay 83.000 viviendas vacías, un tercio al menos con carencias de accesibilidad y en mal estado. Y aún existen 3.000 viviendas sin evacuación de aguas residuales. Son algunos de los datos que se recogen en el informe de las características de la edificación en España que, cada diez años, elabora el Ministerio de Fomento para establecer cuales son las viviendas que, debido a sus carencias, requieren de una intervención prioritaria en cada comunidad autónoma. 

Dos son las principales carencias de los parques de viviendas de una comunidad autónoma: la accesibilidad, que que se refiere a la falta de ascensor en bloques de viviendas de cuatro o más pisos, y el estado de conservación. El informe de Fomento, que tiene como base el censo de viviendas de 2011 por ser el último publicado en España, sitúa a Asturias como una de las cuatro comunidades autónomas en las que estas principales carencias, así como la suma de ambas, están por encima de la media nacional. 

¿Cuántas viviendas hay en Asturias?

Según ese último censo oficial, en Asturias había 614.000 viviendas en 2011, un 17,2% más que diez años antes, tres puntos por debajo del crecimiento medio de España. Casi ocho de cada diez viviendas, además, son plurifamiliares y mayoritariamente también están ocupadas permanentemente, es decir, son viviendas principales. Asturias es, además, una de las siete comunidades en las que más del 30% de las nuevas viviendas que se construyeron en los diez años analizados no eran principales. En los diez años analizados, la población asturiana solo subió un 1%, el porcentaje más bajo de toda España. Así, con estos datos, se cuentan 571 viviendas por cada 1.000 habitantes. 

¿Qué antigüedad tienen las viviendas asturianas?

El informe diferencia entre viviendas unifamiliares y plurifamiliares para señalar su antigüedad. Así, el 56% de las 150.000 viviendas unifamiliares que existían en Asturias en 2011 habían sido construidas entre 1941 y 2007. Solo un 6% se edificaron entre 2008 y 2011. El resto, es decir un 37%, tenían más de 70 años al haber sido construidas antes de 1940.

Pisos de más de 70 años, por contra, había solo 20.000, un 4,5% del total. El grupo mayoritario tiene sus años en cualquier caso: el 38% (170.500) de los pisos fueron construidos entre 1961 y 1980. Un porcentaje muy similar al de las viviendas plurifamiliares que datan de entre 1981 y 2007, que representan un 37% (167.900). La construcción del 13% (59.000) de los pisos se remonta al periodo entre 1941 y 1960 y, de nuevo, solo un 6% se edificaron entre 2007 y 2011. 

El informe de Fomento también destaca que, en los concejos de más de 50.000 habitantes, el 40% de los pisos fueron construidos entre 1961 y 1980, mientras que los que fueron edificados entre 1981 y 2007 representan el 34%. En los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes, el parque es relativamente más reciente, con un 26% de viviendas construidas entre 1981 y 2007 y otro 25% edificadas entre 1961 y 1980.

En los municipios rurales, el grupo mayoritario son viviendas unifamiliares construidas entre 1941 y 2007. Sin embargo, el informe diferencia entre los concejos de entre 5.000 y 20.000 habitantes, en donde el segundo grupo residencial son pisos construidos entre 1981 y 2007, y los de menos de 5.000 residentes en los que el número de casas de antes de 1940 es casi similar al de las construidas desde 1941 a 2007. En estos municipios poco poblados, además, ha habido un ligero incremento en el número de viviendas secundarias.

Seis de cada 10 viviendas están en Gijón, Oviedo, Avilés y Siero

Asturias es una de las ocho comunidades autónomas con más del 40% del parque residencial en los municipios de menor rango y más del 60% en municipios de más de 20.000 habitantes, junto con Madrid, Cataluña, País Vasco, Murcia, Andalucía, Comunidad Valenciana y Canarias. En Asturias, de hecho, casi seis de cada 10 viviendas se concentran en los municipios de más de 50.000 habitantes, que son solo cuatro: Gijón, Oviedo, Avilés y Siero, concejos en los que vive el 60% de la población. 

Por el contrario, solo el 9% de las viviendas (cuando la media estatal es de un 17%) y el 7,1% de la población se sitúa en municipios de menos de 5.000 habitantes, que han descendido de manera generalizada en España También Asturias es una de las cuatro comunidades autónomas, junto con Navarra, La Rioja y País vasco, en las que el peso del parque rural en 2011 es superior al de 2001. Y una de las cinco comunidades autónomas en las que también se incrementa el peso de las viviendas no principales. 

¿Cuáles son las viviendas de intervención prioritaria?

Asturias, como se ha mencionado, está por encima de la media estatal en los tres parámetros (accesibilidad, estado de conservación y ambos) que mide el informe para definir cuáles son las viviendas de intervención prioritaria. Solo otras cuatro comunidades autónomas están en la misma situación: Cataluña, La Rioja y la Comunidad Valenciana. En todas ellas se supera la media nacional en la proporción de viviendas con carencias de accesibilidad, en el estado de conservación y en ambos parámetros juntos. E incluso Asturias es una de las siete comunidades destacadas en el informe del Ministerio de Fomento por tener aún viviendas que carecen de evacuación de aguas residuales y por dar positivo en uno de los cuatro indicadores de infraviviendas al contar con una proporción de residencias sin baño o ducha superior a la media estatal. De hecho, se destaca la concentración de viviendas sin evacuación de aguas residuales  en los municipios menores de 20.000 habitantes.

En el caso de la accesibilidad, que se refiere a la falta de ascensor en bloques de viviendas de cuatro o más pisos, el porcentaje es del 13,7% de las viviendas en Asturias. Bien es cierto que en los últimos años se ha hecho un esfuerzo inversor por parte de las administraciones para corregir esta carencia y son numerosas las comunidades de vecinos que se han beneficiado de las subvenciones para instalar ascensores.  En el informe de Fomento, en todo caso, se indica que buena parte de los pisos con carencias en la accesibilidad se localizaban en viviendas vacías, ubicadas en las ciudades y construidas entre 1941 y 1980.  También se señala que casi un 30% de las viviendas principales de los municipios más pequeños presentaban carencias de accesibilidad, y más teniendo en cuenta la edad de sus residentes.

En el caso del estado de conservación, Asturias es una de las nueve comunidades en las que las viviendas con carencias en este sentido suponen más del 7%, al igual que en Baleares, Comunidad Valenciana, Canarias, Castilla-León, Cataluña, Galicia, Murcia y La Rioja. En concreto, en Asturias se contaban 47.400 viviendas en estas condiciones, un 8% del total, en buena parte vacías, situadas en municipios de menor tamaño y construidas antes de 1960.  Otras 11.730 viviendas tienen las dos carencias juntas: falta de accesibilidad y mal estado de conservación.  

¿Cuántas viviendas vacías hay en Asturias y en qué estado?

Son unas 83.000, un 13,5% del total, según el informe de Fomento y algo más de la mitad, en torno a 42.300, se localizan en Gijón, Oviedo, Avilés y Siero. La media española de viviendas vacías en municipios de más de 50.000 habitantes es de un 42%, aunque debido a las grandes capitales como Madrid. El 30% del parque residencial vacío de Asturias, unas 23.400 viviendas, se encuentran en los municipios de 5.000 a 20.000 habitantes, el 11% (9.200) en los de 20.000 a 50.000 residentes y un 9% (8.100) en los de menos de 5.000 vecinos. 

Siete de cada diez viviendas vacías de Asturias son pisos que fueron construidos antes de 1981 (32%), entre 1961 y 1980 (24%) o entre 1981 y 2007 (20%). Son, además, las más afectadas por las carencias de accesibilidad y/o estado de conservación. De hecho, en Gijón, Oviedo, Avilés y Siero hasta un 23% de las viviendas vacías tienen carencias de accesibilidad.

Además, Asturias destaca sobre la media española en cuanto al mal estado de conservación de las viviendas vacías, con la mayor concentración de la carencia al afectar al 20% del total y, más si son unifamiliares, en las que el porcentaje de mal estado supera el 43%. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

La radiografía de la vivienda asturiana: menos accesibles y peor conservadas que la media