El demoledor documental de Greenpeace sobre el lado oscuro del carbón

La organización ecologista publica un vídeo con numerosos testimonios asturianos sobre la incidencia la contaminación en la salud

El lado oscuro del carbón El documental sobre el impacto de la industria y la contaminación en la salud producido por Greenpeace

Redaccion

Son alrededor de 30 minutos de documental con testimonios recogidos en varios puntos de la geografía española pero en el que Asturias ocupa casi la mitad del metraje. No es extraño, «El lado oscuro del carbón», la pieza producida por Greenpeace y que se ha publicado este jueves a través de Youtube es un demoledor recuento de experiencias de extrabajadores de la minería, de vecinos en el entorno de las centrales térmicas sobre la incidencia en la salud de la contaminación y también con un balance muy crítico sobre el resultado de la reconversión industrial y el destino de los fondos mineros.

Casi desde sus primeros minutos, el documental se llena de paisajes asturianos. Ablaña o Cardeo sirven de escenario para recabar los testimonios de dos extrabajadores de la mina, Luis Alberto Berrocal y Juan Luis Álvarez. Ambos hablan de los efectos sobre la población por la cercanía de la térmica de La Pereda y Álvarez apunta que «de 120 personas que somos en el pueblo se calcula una media de 26 que murieron de cáncer».

En términos similares se pronuncia José Luis García Montes de la plataforma contra la térmica de La Pereda que afirma que desde el año 2007 están esperando respuesta a sus reclamaciones sobre la incidencia en la salud de la contaminación de la planta en el entorno y dice que en Ablaña, con 300 habitantes murieron de cáncer alrededor de 60 personas desde que se puso en funcionamiento.

Con un montaje espectacular y muchos planos aéreos, el documental de Greenpeace pasa a la Universidad de Oviedo para hablar con Adonina Tardón, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública que explica que además de la emisión de gases que afectan al cambio climático hay partículas en suspensión con incidencia en problemas respiratorios. Sobre imágenes de las playas de Gijón, sobre todo Poniente, con la amenaza de una nube negra en el horizonte, Tardón señala que en la zona se acumulan depósitos de carbón y «es que esas montañas de mineral están al aire libre y están expuestas al viento al aire y eso es lo que la población de la zona oeste de Gijón reclama con toda la razón que se tenga en cuenta».

Pasa luego a testimonios de vecinos de la zona, cercados por El Musel, por Arcelor y por la térmica de Aboño, que relatan los picos de contaminación que se registran en los testigos y cómo las placas solares de sus viviendas dejaron de funcionar por el sedimento que las cubre. El episodio asturiano se cierra con Pepín Fernández vecino de Sobresoscobio que pinta una Asturias marcada por la minería en la que «el carbón es una épica y esa cultura es también profundamente patriarcal, con trabajo estratificado muy militarizado que se transmite también a, la sociedad».

Ya el año pasado otro informe de otro colectivo verde, Ecologistas en Acción, señaló que ue cuatro de las 15 centrales térmicas más contaminantes del Estado se sitúan en Asturias; las de la Narcea (de GN Fenosa), soto (EDP), Aboño (EDP) y Lada (Iberdrola). Si además se suman las centrales de León y Galicia, el noroeste peninsular asumen una carga desproporcionada de la contaminación procedente de la quema de carbón, lo que explica también el impacto que tendría en el empleo y la economía de la macrorregión el cierre acelerado de las plantas y por esto que esta decisión ha despertado una enorme controversia política.

El peso del carbón en la economía asturiana es más que relevante. De sus térmicas llega la gran mayoría de la producción eléctrica que alimenta a toda la industria de la comunidad.

La quema de carbón nacional es prácticamente marginal en las térmicas, y la gran mayoría procede de importación, a lo que también se alude en el documental. Ese movimiento de mineral tiene una incidencia gigantesta en el tráfico de El Musel.

En el debate sobre el cierre acelerado de las térmicas, que abandara la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera se plantea también la cuestión, destacada desde Asturias por grupos políticos y agentes sociales por el impacto, tan demoledor como el de la contaminación del carbón, que tendrá su ausencia en el emplo de Asturias. El documental de Greenpeace no ofrece respuestas. Recorre las comarcas mineras para destacar proyectos fallidos de los fondos mineros y una última valoración de Pepín Fernández ante el que iba a ser llamado centro Stephen Hawking de El entrego: «Nada va a darnos miles de puetsos de trabajo eso fue una época que existió y que pasó».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El demoledor documental de Greenpeace sobre el lado oscuro del carbón