¿Por qué se quema el monte en Asturias?

Elena G. Bandera
Elena G. Bandera REDACCIÓN

ASTURIAS

Un trabajador de la Brif contempla el frente de llamas del incendio forestal de Ibias.Un trabajador de la Brif contempla el frente de llamas del incendio forestal de Ibias
Un trabajador de la Brif contempla el frente de llamas del incendio forestal de Ibias @ATBRIF

A través de debates en los que participaron vecinos y diferentes colectivos del medio rural, un informe ahonda en las causas y aporta propuestas concretas para la prevención de incendios forestales

29 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«Los incendios, en la última década, son un síntoma de una enfermedad en la que todos estamos de acuerdo: el abandono del mundo rural». Así se expresa uno de los participantes en los debates, celebrados a finales del año pasado, que constituyen la base del estudio con el que el centro de desarrollo rural de El Prial, en Infiesto, pretendía aportar propuestas para la prevención de incendios forestales en el oriente de Asturias

El informe se presentaba hace unos meses y, sin duda, es un interesante y exhaustivo diagnóstico sobre una realidad que arrasa cada año con miles de hectáreas de terreno forestal en Asturias. El año pasado, octubre resultó un mes fatídico y ardían unas 13.000 hectáreas. En solo un mes. Este año, el verano ha sido muy húmedo pero se espera un otoño más cálido de lo habitual…

Mientras tanto, las conclusiones de este informe, elaboradas a través de esos debates en los que participaron vecinos, ganaderos, ecologistas, técnicos o personal de la Administración, ayudan a entender en cierto modo por qué Asturias, cuando llega el otoño, a veces arde.