La investigación de Llanes, pendiente de los listados telefónicos para avanzar

Las compañías empiezan a remitir a la Guardia Civil los registros de la actividad de las antenas en la noche del asesinato de Javier Ardines. Fue uno de los días del año con más móviles en la zona

Javier Ardines era el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Llanes
Javier Ardines era el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Llanes

Redacción

Fuera por una planificación llevada al extremo del detalle o por simple suerte para los autores del crimen de Javier Ardines, en la parroquia de Pría hubo una enorme actividad de teléfonos móviles en la noche del crimen. El concejal murió asesinado en la madrugada del jueves 16 de agosto, cuando muchos vecinos y veraneantes en la zona aún regresaban a sus casas de la multitud de fiestas populares organizadas alrededor del día 15 de agosto. Además, la Autovía del Cantábrico discurre muy cerca y aporta también centenares de números de personas que atravesaron la zona en aquellas horas. El seguimiento y la localización de las señales de los terminales es una herramienta muy útil en la investigación de los crímenes, como quedó claro en el caso de la desaparición y el asesinato de la joven Diana Quer en Galicia, y en Llanes trabajan ahora algunos de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que participaron en el esclarecimiento de esos delitos. Pero hasta ahora se han topado con la confusión por la abundancia de teléfonos.

Las cosas empezarán a cambiar en las próximas semanas. Las compañías de telefonía han necesitado el mes y medio transcurrido desde el crimen para cribar los datos de sus antenas, pero ya han empezado a remitir los resultados reclamados por el juez y los agentes tendrán acceso ahora a nuevas vías de información que sumar a los resultados de la autopsia y de las pruebas del ADN de otras personas hallados en el cadáver del concejal. IU, que apoya los esfuerzos de la investigación y espera resultados, confía en que se vean avances en las próximas semanas.

Lo que molesta en la coalición es la aparición continua en medios de comunicación nacionales de los datos contenidos en una investigación supuestamente protegida por el secreto de sumario. Esta semana, un diario y varias televisiones han insinuado la posibilidad de un móvil pasional, sin ningún respaldo y en una maniobra que enturbia el ambiente. Los medios asturianos, por el contrario, han evitado seguir esa línea. Fuentes de IU lamentan «unas filtraciones constantes e interesadas, que siempre acaban en las mismas cabeceras, y causan un dolor adicional a la familia».

Valora este artículo

7 votos
Comentarios

La investigación de Llanes, pendiente de los listados telefónicos para avanzar