Una veintena de despidos en el pozo Carrio pone en vilo a las contratas de Hunosa

Alrededor de 250 mineros de empresas subcontratadas viven con «inquietud» la negociación de un futuro marco de actuación para la minería. Reclaman a los sindicatos que se les tenga en cuenta a la hora de acordar el plan social

Mineros concentrados delante de la casa del pueblo en Sama de Langreo
Mineros concentrados delante de la casa del pueblo en Sama de Langreo

Langreo

La incertidumbre que se vive en el sector de la minería está siendo más incertidumbre si cabe para los trabajadores de la empresas subcontratadas por Hunosa. La veintena de despidos que se harán efectivos el 25 de este mes de la contrata Carbomec en el pozo Carrio ha puesto en vilo a los alrededor de 250 mineros que suman las tres compañías que trabajan para la entidad estatal. La «inquietud» les llevaba a celebrar una reunión en la tarde-noche del domingo y de la misma salía la decisión de acudir en la mañana de este lunes a la Casa del Pueblo de Sama, sede del SOMA-FITAG-UGT, para reclamar al sindicato que se les tenga en cuenta a la hora de negociar un futuro marco de actuación para la minería del carbón y acordar un plan social, y es que estos se consideran trabajadores del sector y así exigen que se les considere.

En torno a las nueve de la mañana, un centenar de trabajadores se daba cita a las puertas de la Casa del Pueblo langreana con el objetivo de obtener de primera mano información sobre lo que se está negociando con el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón en vista de que «las expectativas para el sector no se presentan muy halagüeñas y que no parece que exista mucha voluntad política para salvaguardar a las compañías mineras», señalaban portavoces de los empleados de las subcontratas, que temen quedar «en tierra de nadie» en las negociaciones que se están llevando a cabo en Madrid y acabar siendo «los grandes sacrificados» pasando inadvertidos. El caso es que, según apostillan, «las contratas ponen en evidencia que las empresas matrices necesitaban subcontratar labores de minería por el tremendo déficit de las plantillas y por la necesidad de abaratar los costes para que puedan sobrevivir esas empresas matrices».

La alerta se ha generado después de que una veintena de trabajadores de la contrata Carbomec en el pozo Carrio recibiera la carta de despido para el 25 de octubre. «Nos tememos que esos 25 trabajadores sean los primeros de una larga lista de trabajadores que de forma indirecta venimos trabajando en todo tipo de labores mineras  para las empresas del sector y que podemos perder el único sustento que tenemos para poder mantener a nuestras familias», señala personal de las subcontratas que asegura, además, que una parte de esta explotación ya se ha desmontado y se ha recuperado el material, quedando en producción tan solo una rampla .

Así, con el movimiento que han realizado hoy tratan de evitar que se sacrifiquen cientos de empleos «sin que se tenga la más mínima consideración a un colectivo como las contratas del sector cuando se están prometiendo empleos alternativos al calor de la transición energética» y demandan a los sindicatos que les tenga en cuenta a la hora de acordar un plan social. «Decían que no iba a haber bajas traumáticas, pero ya las está habiendo. En marzo echaron a 12 y ahora a otros veinte, entonces queremos saber a quien va a cubrir el plan social, porque hasta ahora no lo han especificado y nos falta información», señalaban algunos trabajadores de Carbomec a las puertas de la sede del SOMA. El próximo miércoles esperan trasladar esta misma preocupación a representantes de CC OO.

Como datos significativos para reivindicar que se les considere mineros de pleno derecho, los trabajadores de las subcontratas explican que la empresa Carbonar tiene 45 trabajadores en plantilla y 115 de la contrata. En Hunosa, añaden, los subcontratados sobrepasan los 250 trabajadores.

Los trabajadores de las subcontratas que se reunieron en la mañana de este lunes con representantes del SOMA-FITAG-UGT salían del improvisado encuentro con el compromiso del sindicato de que los iban a apoyar pero con la misma incertidumbre porque por el momento, según les trasladaban, «está todo en el aire».

Nueva reunión de la Mesa del Carbón

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT y CC OO de Industria están convocados a una nueva reunión con el IRMC mañana martes, 16 de octubre, a las 11:30 horas en la sede del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

La delegación de UGT FICA, formada por su secretario sectorial Minero, Víctor Fernández, José Luis Alperi (SOMA FITAG UGT), Jorge Díez (UGT FICA Castilla y León) y Francisco Montull (UGT FICA Aragón) espera que en esta nueva reunión se consigan avances en los planes de actuación del plan del carbón en línea con las propuestas sindicales. De hecho, desde UGT-FICA se se considera que «no se puede finalizar ninguna reunión más sin alcanzar acuerdos globales y concretos».

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Una veintena de despidos en el pozo Carrio pone en vilo a las contratas de Hunosa