El metal llama a la huelga en Asturias

Los sindicatos mayoritarios anuncian paros en noviembre y diciembre con fuertes críticas al bloqueo de la negociación por parte de Femetal


Redaccion

El sector del metal en Asturias ha convocado una huelga con paros alternativos entre los meses de noviembre y diciembre entre denuncias a la actitud de la patronal en la negociación de los derechos laborales y con la demanda de, entre otros puntos, «unos incrementos salariales justos y contra la retirada del concepto de antigüedad». En un anuncio conjunto, los sindicatos CCOO y FICA-UGT han señalado que los paros tendrán lugar los días 14, 14, 20, 211, 17 y 18 de noviembre; y más adelante, también los días 11, 12, 13, 18, 19 y 20 de diciembre.  Las organizaciones han explicado que estas jornadas de huelga son la «primera parte» de las movilizaciones y que, si los empresarios siguen sin buscar un acuerdo, no descartan un paro indefinido.

Ambos sindicatos han hecho un llamamiento a secundar el paro «ante la cerrazón de la patronal del metal asturiano que pretende recortar derechos» y reclamando avances en la conciliación familiar además de «contra la precariedad laboral de los jóvenes que se incorporan al sector». La huelga afecta a alrededor de 23.000 trabajadores del sector en la comunidad asturiana.

Ya el pasado mes de mayo, los sindicatos consideraron «inasumible» el «bloqueo» de la negociación colectiva por el culpaban a la patronal Femetal. Entonces los secretarios generales de CCOO Industria, Damián Manzano, y UGT FICA, Jenaro Martínez, advirtieron que «a la vuelta del verano estamos abocados a una movilización contundente del carácter más duro que puedan tener estas movilizaciones», en palabras del dirigente de CCOO. Por su parte, Martínez, calificó de «agresión» la posición de Femetal hacia los trabajadores del metal por su postura «inasumible e inaceptable», y avanzó que los sindicatos iniciarían un proceso de información y movilización que hoy se ha cerrado.

Los sindicatos explicaron que Femetal se plantó con la eliminación del concepto de antigüedad de los trabajadores, que permite el incremento de un cinco por ciento del salario base por cada quinquenio. Además su propuesta pasa por una subida del salario de 1,5% cuando en 2017 fue del 2% mientras que, según recordaron los representantes de los trabajadores, el sector industrial en Asturias crece al 10,1%. Ahora se reclama un incremento del 3%.

CCOO y UGT también se oponen a que una parte del salario dependa de incrementos variables que los trabajadores no pueden medir, a la propuesta de aumentar la flexibilidad para el uso de la jornada irregular y a que los trabajadores que se incorporan desde la FP Dual lo hagan en la categoría salarial más baja, porque «conduce a la precarización» y a «desincentivar el ingreso de los jóvenes en el sector», según señalaron entonces.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El metal llama a la huelga en Asturias