Alcoa niega ofertas de compra para las fábricas de Avilés y A Coruña

Los sindicatos europeos amenazan con denunciar el expediente de cierre ante la Justicia holandesa

Trabajadores concentrados delante de la planta de Alcoa en Avilés..Trabajadores concentrados delante de la planta de Alcoa en Avilés.
Trabajadores concentrados delante de la planta de Alcoa en Avilés.

Redacción

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha asegurado que varias empresas han contactado con el Ejecutivo central con la intención de comprar las fábricas de aluminio primario de A Coruña y Avilés. Pero la propietaria de las plantas, la multinacional estadounidense Alcoa, asegura que no tiene constancia alguna de que existan tales ofertas.

Fuentes de la empresa aseguraron que al menos la dirección de la compañía en España no ha recibido propuestas en las últimas semanas. «No tenemos conocimiento de que haya compradores y dudamos que pueda haberlos ahora», señalaron las mismas fuentes. Más, añadieron, cuando intentaron vender las instalaciones hasta en dos ocasiones, sin éxito. La industria da por cerrado ese proceso de venta desde principios de este año y ahora apuesta por iniciar las negociaciones con los sindicatos para cerrar las plantas antes de que acabe este 2018. Dejará en la calle a casi 700 trabajadores de plantilla. Alega que llevan varios ejercicios perdiendo dinero con ellas (solo en los dos últimos, 100 millones), pese a recibir millonarios incentivos públicos para reducir sus elevados costes energéticos.

Los sindicatos representados en el comité europeo de empresas de Alcoa amenazan a la multinacional con denunciar ante la Justicia holandesa el expediente de cierre de las plantas españolas, porque, sostienen, la empresa lo presentó antes de informar al comité, incumpliendo así la normativa. Los representantes de los trabajadores exigen la retirada del expediente antes del lunes. La denuncia sería en Holanda porque allí tiene su sede ese comité europeo.

La empresa envió a ese comité europeo al vicepresidente de operaciones de Alcoa en Europa, el noruego Kai Rune, así como directivos de la cúpula española. Los representantes de la multinacional explicaron los argumentos de la compañía para el cierre, como la falta de rentabilidad de las instalaciones y su antigüedad. José Manuel de la Uz, del comité de empresa de Avilés, avanzó que habían rebatido sus argumentos y le recordaron a Rune que en su país hay una fábrica de aluminio con tantos años encima como las españolas y que no estaba bajo la amenaza de clausura.

De la Uz explicó que también le habían exigido a la multinacional un período transitorio de año y medio para que durante ese tiempo invierta en la modernización de las instalaciones para luego iniciar un proceso de venta.

Fuentes de la multinacional explicaron que trataron de encontrar un comprador para las fábricas de aluminio primario en dos procesos diferentes a lo largo de casi dos años: entre mediados del 2016 y principios de este 2018. Para ello contrataron al banco de inversiones Goldman Sachs, que se encargó de buscar ofertas por todo el mundo. Hubo mucho interés, pero ninguna propuesta concreta sobre la mesa, sostiene la compañía. «Si en su momento no hubo ofertas, dudamos de que las haya ahora», manifestaron los mismos portavoces.

La empresa nunca quiso ni confirmar ni desmentir en su momento que buscaba compradores para las plantas, hasta ahora, tras anunciar el inicio de un período de consultas con los sindicatos para aplicar un expediente de despido colectivo. Las negociaciones durarán un mes, que empezará a contar el próximo miércoles 31.

¿Y si aparecieran compradores? Las mismas fuentes vinieron a decir que el proceso de despido colectivo no se pararía.

El Ministerio de Industria es el que ha tomado las riendas como mediador para intentar evitar el cierre de las dos fábricas. Fuentes de ese departamento declinaron ofrecer información sobre si habían recibido propuestas de empresarios para quedarse con las plantas condenadas al cierre.

Está prevista una reunión al más alto nivel entre las ministras de Industria, Reyes Maroto; y la de Transición Ecológica, Teresa Ribera, con la cúpula de Alcoa en España y los sindicatos. De momento no hay fecha para ella, ya que Maroto está de viaje en China, aunque regresará este fin de semana a España. Es previsible que el encuentro se celebre la próxima semana.

Alcoa adelgazó plantilla y producción mientras aceptaba millonarios incentivos

FÁTIMA FERNÁNDEZ / LA VOZ
Factoría de Alcoa en Avilés
Factoría de Alcoa en Avilés

Los trabajadores denuncian que la multinacional lleva años preparando el terreno para cerrar

Alcoa está haciendo oídos sordos de momento a todas las voces atronadoras que le exigen la retirada del expediente de despido colectivo para los 686 trabajadores de las fábricas de aluminio primario de A Coruña (con 369 operarios) y Avilés (317), para así cerrarlas ya antes de que acabe el año. Conservaría en España solo el complejo industrial de San Cibrao (Lugo), con 1.172 empleados, donde elabora alúmina y aluminio primario.

La multinacional permanece impasible a declaraciones institucionales y manifestaciones y sigue defendiendo con uñas y dientes que las dos plantas en peligro padecen «problemas estructurales», que están anticuadas y que acumulan años de pérdidas: en los dos últimos, cien millones de euros entre ambas. Y eso que, según la compañía, intentaron salvarlas buscando compradores, que no aparecieron.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Alcoa niega ofertas de compra para las fábricas de Avilés y A Coruña