Una concejal del PP en Noreña exige que no se lea una moción en asturiano en el pleno

Marián Velasco afirmó que sólo el castellano era oficial. Iniciativa pol Asturianu reclama a los conservadores respeto a la Ley de Uso

La pancarta que encabeza la Marcha por la Oficialidá de 2018 en Oviedo
La pancarta que encabeza la Marcha por la Oficialidá de 2018 en Oviedo

Redaccion

Sucedió el pasado jueves en el pleno del Ayuntamiento de Noreña y ante una iniciativa, en principio tan fácil de sumar consensos como una moción contra la ludopatía, y sin embargo terminó derivando en una polémica que retrasó por casi media hora el debate municipal. Ocurrió porque la propuesta fue presentada por el grupo Conceyu Abiertu por Noreña, con dos ediles en el consistorio, y como suele ser habitual fue leída en asturiano. Pero esto despertó las protestas de la única concejal del PP en el ayuntamiento, Marián Velasco, que exigió que fuera leída en castellano, aduciendo que no entendía algunas palabras y afirmando que el español era la única lengua oficial para ser usada en el pleno.

«Nosotros solemos presentar todas nuestras mociones de forma bilingüe, tanto en asturiano como en castellano, sobre todo porque los escritos en asturiano no los coge la secretaria pero cuando nos toca defender la moción en el pleno lo que hacemos es hablar en asturiano», explicó el concejal de Conceyu Abiertu Toño Martínez. Quien sufrió las protestas de la edil popular fue su compañero Pablo Pérez que se encontró con la exigencia de que cambiara su lectura oral. «Fue algo absurdo además porque delante tenía una fotocopia con el mismo texto en castellano», destacó Martínez quien atribuyó la polémica a «una táctica de beligerencia del PP contra el asturiano».

Se da la circunstancia de que el PP ganó en los tribunales un recurso contra al ordenanzas municipales del mismo concejo de Noreña que regulaban el uso del asturiano ante la administración local. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias anuló la ordenanza por «por no ser conforme a derecho» y el PP defendió que se trataba de un subterfugio para implantar de facto la oficialidad del asturiano. En diciembre del años pasado, un concejal del PP en Castrillón, Pablo González-Nuevo Quiñones, afirmó en un pleno que era «ilegal» hablar en asturiano  y afirmó que no quería utilizar esta lengua porque «yo no quiero que me llamen aldeano».

Ley de Uso

Al respecto de lo ocurrido en Noreña, el presidente de Iniciativa pol Asturianu, Inaciu Galán, afirmó que «no entendemos cómo es posible que el PP de Cherines hable de que no tienen nada en contra del asturiano y al mismo tiempo una concejala de su partido en Noreña se queje porque un concejal presente una moción en asturiano. Si están a favor de la Ley de Uso y del uso libre del asturiano, ¿qué problema hay con que el concejal presente la moción de su grupo en asturiano?». Aunque el asturiano no es oficial sí goza de una protección específica en el Estatuto de Autonomía y ampara el derecho de los ciudadanos a expresarse en esta lengua ante la administración aunque luego está no tiene obligación de responderle en ella. 

En este sentido, reclamó a los populares de dejen de presentar propuestas en contra de la oficialidad (la última de ellas entre sus propuestas de resolución al término del último debate de Orientación Política en el parlamento autonómico), y añadió que «deje de mentir y de utilizar el asturiano para ensuciar la vida política de Asturies, cuando estamos ante una cuestión de consenso transversal».

Inaciu Galán explicó que «desde Iniciativa pol Asturianu creemos que el PP está a tiempo de cambiar su postura con el asturiano y dejar de utilizar un elemento cultural como es nuestro idioma como una herramienta para dividir a la sociedad asturiana. No vale decir que están a favor del libre uso del asturiano y luego interrumpir un Pleno porque un concejal hable en asturiano, es una absoluta incoherencia».

  

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Una concejal del PP en Noreña exige que no se lea una moción en asturiano en el pleno