OCAN denuncia que el Montepío de la Minería abonó dos veces la climatización de Los Alcázares

El Observatoriu Ciudadanu sostiene que un pago fue a cargo del geriátrico de Felechosa. La entidad mutualista niega la acusación

Manifestación en Felechosa por el geriátrico
Manifestación en Felechosa por el geriátrico

La madeja que supone la «Operación Hulla» tiene un sinfín de cabos sueltos de los que van tirando la Unidad Central Operativa (UCO), la Fiscalía Anticorrupción, el Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo y las diferentes acusaciones particulares o populares con el objetivo de desenmarañarla. Un cabo del que se ha tirado investiga si en la época en la que José Antonio Postigo presidía el Montepío de la Minería y se estaba construyendo la residencia para mayores de Felechosa hubo dobles facturaciones en algunas de las obras. O si se facturaron actuaciones realizadas en otros complejos propiedad de la entidad mutualista con cargo a los fondos mineros destinados al geriátrico. El Observatoriu Ciudadanu Anticorrupción de Asturies (OCAN) considera que sí y así lo ha trasladado al Juzgado presentando varios escritos para que se incluyan en las diligencias previas del caso 651/2017, es decir, el conocido como «caso Hulla». En concreto, OCAN denuncia que el Montepío abonó dos veces la obra por la que se dotó de aire acondicionado al residencial Los Alcázares, en Murcia, y que una de ellas fue «con cargo a la segunda certificación de las obras del centro residencial de Felechosa, es decir, con cargo a fondos públicos que habían sido concedidos para la construcción de dicho residencial».

En un cruce de escritos presentados ante el mismo Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo por parte del Montepío de la Minería y de OCAN, a los que ha tenido acceso La Voz de Asturias, ambas acusaciones, la primera particular y la segunda popular, discrepan respecto a esa duplicidad de pagos y en a quien fue contratada la obra para la instalación de la climatización en los inmuebles que la entidad mutualista tiene en Murcia. Mientras que desde OCAN defienden que las obras fueron contratadas, realizadas y pagadas en 2009 directamente por el Montepío a Ingeniería Asturiana Termoelectrónica (IAT), desde la entidad mutualista defienden que dicha actuación se contrató y abonó a Alcedo de los Caballeros, misma empresa que construyó el geriátrico de Felechosa.

Para rebatir ese argumento, OCAN presentó un escrito ante el Juzgado el 29 de junio en el que hace referencia a los documentos presentados por el propio Montepío con anterioridad y que en el relativo a los extractos de la cuenta se refleje una transferencia y cuatro pagos más entre marzo y julio de 2009 a Ingeniería Asturiana Termoelectrónica. También menciona un informe de la UCO incluido en las diligencias de investigación de la Fiscalía en el que «figura un documento que parece indicar que el Montepío contrató directamente la realización de las referidas obras en Los Alcázares con Ingeniería Asturiana Termoelectrónica», así como otro informe en el que se cita el acta de 13 de marzo de 2009 de la reunión de la Comisión Regional del Montepío en el que Postigo informaría de que se iba a realizar esa obra y que la empresa que realizaría la obra «es asturiana que lleva la representación de calor azul Acesol, por un importe de 600.000 €». Así, OCAN considera, así lo traslada en el escrito al Juzgado, «que la obra del aire acondicionado fue realizada por la mercantil Ingeniería Asturiana Termoelectrónica y no la empresa Alcedo, como asevera la representación procesal del Montepío». Además de esto, el Observatoriu Anticorrupción aporta otras acreditaciones dirigidas a constatar lo que ve como una «evidencia». También aporta datos documentales para concluir que «el Montepío abonó dos veces la misma obra. Una vez en 2009 y otra en 2012» al descontar «de la factura correspondiente a la segunda certificación de las obras de Felechosa la cantidad exacta que Ingeniería Asturiana Termoelectrónica había presentado, y que el Montepío también abonó en 2009».

Estos extremos fueron negados por el Montepío de la Minería en dos escritos presentados ante el mismo Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo los días 6 y 24 de julio de este año. En el primero de ellos denuncia que «OCAN ha tenido acceso a once tomos (de la investigación) inéditos para esta representación judicial», destacando «las profundas implicaciones procesales que ello conlleva», así como que eso genera «una indefensión flagrante y una grave vulneración de las normas procesales y del principio de igualdad de armas del proceso penal», que advierte, «puede conllevar a la nulidad radical de las presentes actuaciones». En el escrito presentado unos días después explica que los pagos efectuados a IAT «fueron descontados de la segunda certificación de la obra de la Residencia de Felechosa, emitida por la entidad Alcedo» y que aquellos pagos hechos a IAT «no pueden vincularse al pago de factura alguna de dicha entidad (…) por lo que la conclusión que se alcanza es que los mismos e hicieron por cuenta de Alcedo». Además, argumenta que aquellos pagos «fueron validados por el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras». Así, concluye que «no existió duplicidad de pagos alguna, ni fueron pagadas dos facturas» y negando las alegaciones de OCAN, las califica de «tendentes a distorsionar la realidad de los hechos, con el único ánimo de crear confusión».

No obstante, en este mismo escrito apunta el Montepío que las personas que confeccionaron la documentación que aportó al respecto de cuando se realizó la obra de Murcia serán «quienes deberán de dar las oportunas explicaciones o razones sobre su elaboración y, en su caso, responder por las mismas, dado que las personas que regían por aquel entonces los designios del Montepío, no son, ni nada tienen que ver con los actuales».

Todo esto era rebatido por OCAN en un nuevo escrito que presentó ante el Juzgado el pasado 5 de octubre en el que adjunta nueva documentación que corroboraría su tesis de que la obra de climatización de Murcia la realizó IAT, a la que se la abonó en 2009 el propio Montepío. «Cómo se puede seguir negando que la obra de los aires acondicionados de Murcia la ha realizado y fueron abonados a la empresa Ingeniería Asturiana Termoelectrónica si la Comisión Regional (del Montepío) así lo ha aprobado por unanimidad como figura en el acta correspondiente del día 13 de marzo de 2009 y que ya forma parte de las actuaciones», dice OCAN en el escrito presentado a través de su representante legal. En referencia a la desvinculación de las personas que ahora dirigen el Montepío, en el mismo escrito OCAN acompaña una relación de las personas que conforman la actual Comisión Regional poniendo el acento en que «ninguno de los mismos sea presentado con vinculaciones anteriores a junio de 2013 cuando el Observatoriu Anticorrupción señala que 14 de ellos tuvieron cargos con anterioridad. «Muchos de ellos llevan dirigiendo el Montepío desde incluso, la década de los 80, en alguno de los casos 38 años, o sea, lo eran en 2009, que es la fecha concretamente que ahora nos ocupa», señala.

El último escrito en relación a esto que ha recibido el Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo lo presentaba la representación legal del Montepío de la Minería el pasado 31 de octubre para remitirse «a lo ya manifestado en sus anteriores escritos, a su contabilidad, a los contratos y presupuestos aceptados y firmados en su día, a los actos propios de Alcedo de los Caballeros, el Montepío, IAT y el IRMC, así como a toda la documentación que ya ha sido aportada a la cauda, la cual, por sí sola, ya rebate el relato pretendido por la Acusación Popular», dice. De igual modo, en relación a las «vinculaciones» de la anterior directiva señala que «no es este el foto donde se deben dirimir cuestiones políticas, pues políticas son las manifestaciones que se vierten en el citado escrito». Además, hace referencia a la «posición e intento de desprestigio» que dice comparten OCAN y la Asociación de Mutualistas, también personada en esta causa y que preside Alberto Rubio, ex dirigente protector del Montepío al que achaca «responsabilidades en los acontecimiento vividos por la Mutualidad minera en el pasado», al haber estado éste al frente del sindicato CC OO. De igual modo, vincula a OCAN «con la formación política Podemos» y en el escrito del Montepío se concluye que «se está utilizando la condición de Acusación Popular para sembrar dudas sobre la actual dirección del Montepío y dañar la imagen de actualización que el mismo afronta desde 2014».

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

OCAN denuncia que el Montepío de la Minería abonó dos veces la climatización de Los Alcázares