Asturias recurre al ministerio para el rescate de animales marinos varados en la costa

Las comunidades del Cantábrico están negociando un protocolo de actuación con Medio Ambiente

Aparece una ballena muerta en Arenal de Morís

Redacción

Las comunidades autónomas del Cantábrico junto al Ministerio de Medio Ambiente están elaborando un protocolo de actuación ante varamientos de animales marinos vivos en sus costas, que conllevará la puesta en marcha de un centro de referencia en el norte de España que actúe ante estos salvamentos. Durante su intervención en la Comisión de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Parlamento asturiano, el consejero del ramo, Fernando Lastra, ha explicado las conversaciones que se mantienen con el Ministerio y demás autonomías del Cantábrico ante la necesidad de trabajar de forma coordinada para tratar estos varamientos.

Lastra ha valorado la necesidad de establecer un punto de referencia para el salvamento de estos animales de grandes dimensiones, que son «el grupo de gestión más complejo, los que presentan mayores dificultades». El consejero ha realizado estas afirmaciones a preguntas de la diputada de Podemos Asturies Paula Valero sobre qué protocolos llevan a cabo cuando un animal marino aparece varado en la costa y cuando aparecen animales salvajes fuera de su hábitat natural en situación de peligro para su vida, informa Efe.

Críticas

Valero ha afirmado que los protocolos que tiene establecido el Principado para el salvamento de la fauna salvaje contienen «graves deficiencias» y ha recalcado la «desidia» mostrada por parte de la consejería. A su juicio, el Principado debería reconocer la «absoluta incapacidad» que demuestra en este asunto y apoyarse en las ONG para intervenir «con la mayor brevedad posible» ante estos casos de salvamento. La diputada de Podemos ha destacado la «cadena de despropósitos que comete el Principado cuando se trata del salvamento de fauna salvaje en peligro», en especial, ha subrayado, en el caso de la osa localizada en Teverga que iba a ser atendida en «una clínica para perros y gatos».

En relación a este caso, el consejero ha censurado a «aquellas personas que se dedicaron a descalificar, utilizando los medios de comunicación nacional, a funcionarios públicos cualificados que trataron de resolver una situación compleja de un animal salvaje gravemente enfermo localizado en un lugar de acceso muy complicado».

No obstante, el consejero ha reconocido que hay que mejorar los protocolos de actuación ante estas contingencias y se ha mostrado a favor de la creación de una red de colaboradores que cumplan una serie de requisitos, «sin olvidar que se trata de actuar en medio de la naturaleza con animales salvajes que viven y mueren».

Comentarios

Asturias recurre al ministerio para el rescate de animales marinos varados en la costa