Ábalos justifica los peajes para que todos los españoles paguen las autovías por igual

El ministro de Fomento pretende consensuar un modelo sostenible y equilibrado territorialmente que permita pagar la conservación de las carreteras de alta capacidad

El ministro de Infraestructuras, José Luis Ábalos (i) y el presidente del Principado, Javier Fernández (d), durante la reunión que han mantenido hoy en Oviedo para abordar la mejora de las infraestructuras de Asturias.
El ministro de Infraestructuras, José Luis Ábalos (i) y el presidente del Principado, Javier Fernández (d), durante la reunión que han mantenido hoy en Oviedo para abordar la mejora de las infraestructuras de Asturias.

Redacción

Un modelo homogéneo para toda España, en el que unos territorios no paguen más que otros por el mantenimiento de sus carreteras de alta capacidad. Esa es la propuesta que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha defendido en una visita al Principado. No ha citado expresamente el proyecto de cargar con peaje a todas las autovías, que ha desatado una árida polémica en los últimos días, pero ha dejado varios mensajes que dejan clara la postura del Gobierno del PSOE. En primer lugar, ha señalado que el mapa de carreteras no puede seguir creciendo y la partida de conservación bajando, porque eso no es sostenible. El país cuenta ya con más de 20.000 kilómetros de vías de gran capacidad. Después ha insistido en que no se puede mantener «una España desigual», con un mapa descompensado, «con una parte este pintada de peajes y otros territorios sin nada».

No ha defendido expresamente un modelo pero el ministro de Fomento ha dicho que hay que buscar uno, sostenible, equilibrado territorialmente y que evite la tentación de hacer políticas localistas con las infraestructuras y los peajes. Ábalos ha invitado a la reflexión a todos los grupos políticos y se ha marcado como objetivo conseguir ese nuevo mapa esta legislatura, a través de una subcomisión en la que todas las formaciones políticas podrán presentar sus aportaciones.

El responsable de Fomento ha planteado esta opción en Asturias, una región que tendrá que soportar el peaje del Huerna hasta el año 2050, después de que un Gobierno del PP, como Francisco Álvarez-Cascos como ministro de Fomento, prolongara la concesión. Lo que sí ha prometido es desterrar definitivamente esta política. No se volverán a prorrogar concesiones, algo que no permite ya la normativa europea, y no se relicitará tampoco ninguno de los peajes en vigor. El primero que se suprimirá será el 30 de noviembre. Después irán cayendo el resto. Pero no habrá rescates. Ábalos ha señalado que eso exige una «responsabilidad patrimonial brutal que el Estado no puede asumir».

Como tampoco puede permitir que se sigan haciendo carreteras y la cantidad destinada a conservarlas disminuya. Ha explicado que durante la crisis la red siguió creciendo pero la partida económica de mantenimiento fue menguando de manera considerable. Esto puede generar incluso problemas de seguridad. Así que la prioridad está en conseguir fondos. «Ahora hay redes que no se pagan y otras que son carísimas para los usuarios», ha recordado el ministro, profundizando en su discurso sobre la actual desigualdad territorial. Esto desencadena guerras localistas que también pretende evitar con ese nuevo modelo que busca y que aseguró «no está cerrado». Prefiere «invitar a la racionalidad».

Comentarios

Ábalos justifica los peajes para que todos los españoles paguen las autovías por igual