Así se escribía en el Reino de Asturias

Un equipo liderado por la Universidad de Oviedo ha analizado todos los pergaminos originales producidos durante dos siglos. El trabajo se publicará en un libro

Documento del Reino de Asturias que obra en el archivo de la Catedral de León
Documento del Reino de Asturias que obra en el archivo de la Catedral de León

Redacción

Un equipo liderado por la Universidad de Oviedo ha editado y analizado todos los documentos originales producidos en el noroeste peninsular en los dos siglos del reino de Asturias, hasta el año 900. El trabajo se basa en una revisión sistemática de todas las evidencias existentes, algunas en estado muy fragmentario, que hoy se custodian repartidas por distintos archivos, como el Archivo Histórico Nacional de Madrid, el Arquivo Nacional da Torre do Tombo de Lisboa o los archivos catedralicios de Oviedo, León, Lugo, Mondoñedo y Orense. Coincidiendo con la conmemoración, en 2018, de los 1300 años de los orígenes del reino de los astures, se presenta este trabajo que será publicado en un libro.

Qué se ha hecho 

Sobre dichos pergaminos, se ha efectuado un laborioso análisis gráfico con vistas a discriminar los documentos originales de las copias posteriores, y a distinguir las muestras primigenias de la escritura documental en el noroeste peninsular en la época de la monarquía asturiana. El resultado es una imagen renovada de la época a través de una treintena de documentos que muestran una rica radiografía social: diplomas regios y episcopales, pero también documentos de la aristocracia y de los monasterios, o actas judiciales, y sobre todo una amplia representación de negocios entre particulares que acreditan la pujanza de la sociedad rural de aquel tiempo. En ellos se han corregido ediciones anteriores, y se han identificado dos nuevos documentos relativos al actual territorio asturiano. Del mismo modo, se ha descubierto un nuevo palimpsesto, actualmente sometido a nuevos estudios, con la colaboración de los Servicios Científico-Técnicos de la Universidad.

La obra lleva por título Chartae Latinae Antiquiores. Facsimile-edition of the latin charters (Los documentos latinos más antiguos. Edición facsímil de los documentos latinos anteriores al año 900), y tiene como autores a Miguel Calleja Puerta, profesor titular de la Universidad de Oviedo; Pilar Ostos Salcedo y María Luisa Pardo Rodríguez, catedráticas de la Universidad de Sevilla; y María Josefa Sanz Fuentes, profesora emérita honoraria de la institución académica asturiana.

La Universidad presentará el trabajo dentro del seminario La documentación de archivo en la época de la monarquía asturiana y su herencia medieval. El acto de presentación lo presidirá el rector, Santiago García Granda, que estará compañado del decano de la Facultad de Filosofía y Letras, José Antonio Gómez, y de los autores de la investigación. El libro lo publica la editorial Urs Graf Verlag, de Zurich, como volumen 114 de la colección Chartae Latinae Antiquiores, que reúne toda la documentación original producida en la Europa occidental antes del año 900. Al igual que el resto de la serie, el trabajo se enriquece con la edición paleográfica y con la reproducción facsímil de los originales.

Así promocionaba Asturias el Camino en la Edad Media

Susana D. Machargo
Álvaro Solona, medievalista de la Universidad de Oviedo, muestra un cartel vinculado al Camino del Salvador
Álvaro Solona, medievalista de la Universidad de Oviedo, muestra un cartel vinculado al Camino del Salvador

El profesor Álvaro Solano detalla los souvenirs, los carteles y las tácticas que la Iglesia utilizaba para captar peregrinos

Una fuerte tormenta arrastró un barco que surcaba el Cantábrico al puerto de Avilés. A bordo viajaban unos peregrinos ingleses que pretendían visitar Tierra Santa con dos escalas previas, para ver la tumba del apóstol Santiago y las reliquias de Oviedo. El cuaderno de viaje de aquellos hombres en el siglo XII revela que Asturias era una tierra maravillosa repleta de bosques y bestias para cazar pero con un hándicap importante, «unos habitantes horribles». Bromea Álvaro Solano, medievalista de la Universidad de Oviedo, que este apunte puede equivaler «a una reseñar de Tripadvisor actual». No es el único diario que relata los hándicaps asturianos. Cuatro siglos después un italiano aterrizaba en medio de una tormenta terrible en la colegiata de Santa Arbás, en Pola de Lena, cuando decidió abandonar la ruta francesa para alcanzar Oviedo. A la mañana siguiente, le sorprendió un maravilloso amanecer despejado. Describe así en su cuaderno lo bella que es la tierra que pisa pero también su dureza (meteorológica).

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Así se escribía en el Reino de Asturias