Las contradicciones de la cúpula de Alcoa encienden aún más el conflicto

Juan M. Arribas

ASTURIAS

Protesta en Alcoa en Avilés
Protesta en Alcoa en Avilés G. Montoto

La multinacional afirma que tiene alternativas al cierre pero que no ha recibido ninguna oferta de inversores. Carga contra la inoperancia del Gobierno y asegura que mantiene con él una «relación fluida». El plantón irrita a Asturias y Galicia

22 nov 2018 . Actualizado a las 19:21 h.

La contradicción y la confusión se han instalado en la dirección de Alcoa. La cúpula de la multinacional afirma que tiene alternativas al cierre de sus plantas de Avilés y La Coruña que explicitará en cuanto se constituya la comisión para el ERE. Pero, de forma contradictoria, según el presidente del comité de Alcoa Avilés, José Manuel Gómez de la Uz, la compañía ha asegurado a los sindicatos que no ha recibido ninguna oferta de inversores. Además, los responsables de la multinacional han trasladado a los miembros del comité de empresa de Avilés que no han acudido a la mesa de trabajo con los representantes políticos nacionales y regionales, porque «el gobierno nacional no aporta nada y no va a solucionar nada», aunque ha añadido que tiene una relación «fluida» con el Gobierno central. El plantón ha irritado a los gobiernos regionales de Asturias y Galicia.

Gómez de la Uz ha pedido a la dirección que si tiene alternativas al cierre que las plantee al margen de la mesa del ERE, pero la respuesta es que no lo hará en tanto no se cree la comisión consultiva. «Todo lo que está haciendo Alcoa es contradictorio, porque lanzan muchos mensajes y no aclaran nada», ha declarado el presidente del comité de empresa en alusión al hecho de que diga que tiene alternativas al cierre, pero, a la vez, reconozca no haber recibido ofertas de inversores.«Es surrealista que digan que el gobierno no puede solucionar nada, ni aportar nada, y el ministerio hable de posibles compradores, pero no se quieran sentar con ellos», ha resaltado Daniel Cuartas, vicepresidente del comité de empresa.

La empresa ha tratado de crear la comisión consultiva del ERE, pero se ha encontrado con una nueva negativa del comité de empresa de Avilés, que se acoge a un pronunciamiento de la Dirección General de Trabajo que instó a ambas partes a mantener un diálogo previo al periodo de consultas del expediente y que el proceso cuente con la colaboración de la administración pública.