Barbón rechaza el recorte fiscal que reclama la patronal asturiana

La FSA comparte solo algunas de las 22 acciones ineludibles que ha presentado Berlamino Feito

Adrián Barbón, en la sede de la FSA
Adrián Barbón, en la sede de la FSA

redacción

El secretario general de la FSA-PSOE, Adrián Barbón, ha mostrado sus discrepancias con algunas de las acciones que plantea la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) para impulsar el futuro de la región, a la vez que ha emplazado a Podemos no hacer electoralismo en la negociación presupuestaria. Al término de la reunión de la Comisión Ejecutiva de su partido, Barbón ha señalado que, a la espera de un análisis más riguroso del documento «22 acciones ineludibles para el progreso de Asturias» elaborado por la patronal, se constatan coincidencias en algunos ámbitos pero también discrepancias en materia fiscal.

Así, ha rechazado la propuesta de los empresarios de aplicar una bonificación del cien por ciento en el Impuesto de Patrimonio, que supondría la eliminación de un tributo que ha recordado, en Asturias sólo pagan 3.500 personas cuyo patrimonio supera el millón de euro, recoge EFE. «Eso no encaja con nuestra visión del futuro de Asturias o al menos no es el problema principal. Es de justicia social quien más tenga, más pague y es fundamental para nosotros sostener el estado del bienestar», ha apuntado el dirigente socialista, tras admitir que FADE tiene «todo el derecho a decir lo que piensa» y emplazar a PP, Foro y Ciudadanos a decir si asumen la propuesta sobre Patrimonio.

Negociación presupuestaria

Además, en relación con la negociación presupuestaria que Gobierno y FSA mantienen con Podemos e IU, Barbón ha señalado que le consta que está habiendo acercamientos aunque se mantengan discrepancias con la formación morada en torno a la educación infantil, las matrículas universitarias o la sanidad. El secretario general de la FSA-PSOE, que ha asegurado estar «implicado» en la negociación pese a no participar directamente, ha advertido de que un presupuesto pactado entre varios partidos no puede ser «un documento de máximo» sino un texto «de consenso» como el alcanzado a nivel nacional entre los socialistas y Podemos.

«No corramos el riesgo de buscar lo máximo para quedarnos sin nada», ha advertido tras incidir en que un presupuesto no puede hacerse sin partir «de la realidad» y contando con los ingresos reales disponibles y en su propio partido, si pensara en clave electoral, quizá actuara de otra manera en la negociación.

Por otro lado, la Comisión Ejecutiva Autonómica de la FSA ha aprobado, por unanimidad, nuestro Comité Electoral para las Elecciones del 26 de mayo de 2019.

Comentarios

Barbón rechaza el recorte fiscal que reclama la patronal asturiana