Ciudadanos calcula que puede triplicar sus escaños en Asturias

La formación naranja espera un fuerte crecimiento en las autonomicas pese al fraccionamiento del voto de derecha y centro-derecha

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), y el vicepresidente del Congreso y portavoz de Ciudadanos Asturias, Ignacio Prendes (i)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (d), y el vicepresidente del Congreso y portavoz de Ciudadanos Asturias, Ignacio Prendes (i)

Ciudadanos quiere aprovechar el momento álgido que vive tras el terremoto político andaluz para lanzar un nuevo impulso en Asturias. Este periódico ya ha contado la doble oferta que el exrector Juan Vázquez tiene sobre la mesa: la candidatura al Principado o a la alcaldía de Oviedo. La formación naranja también está echando cuentas y pone cifras al efecto Vázquez en el Principado. Ciudadanos calcula que en las próximas elecciones autonómicas de mayo podría obtener nueve diputados en la Junta. Es decir, que podría triplicar el resultado de los comicios de 2015. ¿Le permitiría gobernar? Las cifras del equipo de Albert Rivera pasan por un fuerte fraccionamiento del voto del centro/derecha y de la derecha, que permitiría a C’s dar el  sorpasso al PP, condición imprescindible para gobernar. Recordemos que el PP cuenta en la actualidad con 11 diputados y es la principal fuerza de la oposición.

La peculiaridad de Asturias es la fuerte disgregación del voto de derechas, una singularidad a la que hay que unir la irrupción de Vox en el panorama nacional. Cuatro fuerzas se disputarán en mayo al electorado conservador: PP, C’s, Foro y Vox. La formación más votada lideraría una potencial coalición de derechas con el objetivo de ocupar el despacho en Suárez de la Riva. Mercedes Fernández y Carmen Moriyón encabezarán las listas de PP y Foro respectivamente. Foro afronta un momento clave en su futuro y espera que la popularidad de Moriyón rinda réditos, especialmente en el feudo de Gijón, aunque algunos analistas vaticinan un mal resultado para los casquistas: la competencia de Vox puede restarles apoyos desde el ala más derechista. El PP encara los comicios de mayo con el reto de sumar escaños, pero justo cuando dos de sus rivales por su espectro ideológico (C's y Vox) están al alza.  

Por parte de Vox, parece que Ignacio Blanco será el candidato, aunque antes deberá superar unas primarias en las que también participará al menos Sergio Marqués, hijo del expresidente del Principado. Mirado en perspectiva, Sergio Marqués fue un precursor de la ruptura de la derecha, aunque en ello mucho tuvo que ver Francisco Álvarez-Cascos. Precisamente el día 2 de diciembre se cumplieron 20 años del nacimiento de URAS, el partido de Marqués escindido del PP. Cascos se ha caracterizado por producir el fraccionamiento del PP en Asturias, que es un partido con tendencias fratricidas. La ruptura de 1998 produjo una debacle del PP en 1999, con la mayoría absoluta de Areces. En 2011, la no elección de Cascos como candidato y la posterior creación de Foro impidió la cantada mayoría absoluta de los populares. En ese momento Foro logró 16 diputados y el PP con Isabel Pérez Espinosa otros 10. Habría sido una holgada victoria para el PP. Eran tiempos en los que la derecha se movía en el monocultivo. La cita de 2019 es harina de otro costal.  

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Ciudadanos calcula que puede triplicar sus escaños en Asturias