Los cardenales Errázuriz y Pell, apartados por la polémica de pederastia

Los dos altos cargos formaban parte de un consejo de asesores directos del papa para reforma la Santa Sede

El cardenal George Pell fue apartado temporalmente hace 18 meses
El cardenal George Pell fue apartado temporalmente hace 18 meses

vaticano / afp

El papa lleva tiempo dando golpes en la mesa para acabar con la pederastia en el seno de la iglesia. Ayer dio uno especialmente fuerte al apartar de su círculo de consejeros más próximos al cardenal George Pell, perseguido en Australia por agresiones sexuales a menores, y al chileno Francisco Javier Errázuriz, sospechoso de haber ocultado los actos de un cura pederasta en Chile.

Los dos altos responsables eclesiásticos formaban parte de un consejo de nueve cardenales de todos los continentes, llamado C9, que asesora al papa Francisco en la reforma de la administración de la Santa Sede. De hecho, el australiano era en la práctica, hasta que saltó el escándalo, el número tres del Vaticano. El papa escribió a los cardenales que abandonarán la instancia para darles las gracias por «el trabajo realizado durante cinco años», indicó ayer el director de la sala de prensa de Vaticano, Greg Burke.

Francisco apartó temporalmente al cardenal Pell hace 18 meses, para que pudiera defenderse ante la justicia australiana. El prelado nunca regresó a Roma. El portavoz del Vaticano no quiso comentar sobre su situación judicial.

El cardenal chileno Francisco Javier Errázuriz también perdió su lugar en el seno del C9. En Chile está acusado por víctimas de abusos sexuales de haber encubierto los actos de un cura pederasta, un caso que escandaliza al país. Algunos observadores apuntan que Errázuriz aconsejó mal a Francisco, incitándole a defender a un cardenal chileno, implicado en el escándalo de los abusos sexuales de la Iglesia en Chile, una defensa que complicó mucho el viaje del papa a Chile en enero del 2018. Tras una reunión con el Vaticano con el Francisco, el cardenal Errázuriz anunció él mismo en noviembre que se retiraba del C9. «No es un renuncia. Me despedí al término del período para el cual fui nombrado», dijo el prelado en una entrevista a un periódico chileno. El arzobispo emérito de Santiago tiene 85 años.

No obstante, este anuncio saltó antes de una cumbre muy esperada sobre la «protección de menores», organizada por el pontífice y que se celebrará entre el 21 y 24 de febrero. A la cumbre irán los presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo, experto en la materia y víctimas de abusos sexuales por parte de clérigos.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Los cardenales Errázuriz y Pell, apartados por la polémica de pederastia