Alcoa le pregunta a los sindicatos cómo quieren que sean los 700 despidos en Galicia y Asturias

La multinacional condiciona ampliar las negociaciones hasta el 15 de enero a que presenten propuestas sociales


la voz

Alcoa les ha pedido a los representantes sindicales con los que negocia el despido colectivo de todos los trabajadores de las fábricas de A Coruña y de Avilés, para después cerrarlas, propuestas sociales sobre cómo quieren ejecutar esa traumática medida, de modo que lo sea un poco menos para los casi 700 empleados. Así se lo plantearon en la cuarta reunión del período oficial de información y consultas del expediente de extinción. Fuentes de la multinacional estadounidense explicaron que quieren escuchar esas alternativas, que tienen que ser diferentes, matizaron, a la venta de las plantas o la retirada del expediente, extremos en los que insisten una y otra vez los sindicatos. Y como estos últimos, también los Gobiernos central y autonómicos. 

José Manuel de la Uz, presidente del comité de empresa de Avilés, aclaró que la compañía efectivamente les había pedido alternativas para ejecutar los despidos para minimizar su impacto, pero, añadió, cualquier propuesta que salga del seno sindical pasará por mantener las fábricas abiertas y con todos sus operarios trabajando

El período oficial de información y consultas del expediente finalizará formalmente el próximo jueves, día 27, cuando debería celebrarse pues la última reunión de las negociaciones. Pero, la empresa abrió la posibilidad de prorrogar ese plazo hasta el 15 de enero como máximo, pero siempre que viese avances en las negociaciones. Fuentes de Alcoa informaron de que la ampliación de ese período todavía no es firme y que se decidirá el jueves próximo. 

De la Uz informó de que la empresa se había negado a ampliar ahora ese período de consultas y que condicionó esa decisión a que los sindicatos presenten el jueves 27 alternativas sociales para los despidos. 

Así las cosas, la situación de las plantillas de A Coruña y Avilés se torna cada día que pasa más y más negra.

De la Uz volvió a exigir al Gobierno central que actúe de forma inmediata para evitar el cierre de las plantas, porque el tiempo se está acabando.

La cuarta reunión de negociación del expediente duró casi ocho horas. La compañía dedicó buena parte del encuentro a profundizar en las causas técnicas del cierre, desgranando un informe elaborado por la consultora Forrest. En él analiza la situación de los mercados internacionales, los precios de las materias primas y las tecnologías que usan las fábricas de aluminio primario. Concluye que las plantas de A Coruña y de Avilés está obsoletas, han dejado de ser competitivas y que por eso dan pérdidas (más de 100 millones este año, según el grupo).

El responsable de la sección de Industria de CC.OO. en Galicia, Víctor Ledo, criticó hace unos días ese informe, básicamente porque la consultora lo elaboró tras visitar una sola vez la planta de A Coruña y ninguna la de Avilés.

Comentarios

Alcoa le pregunta a los sindicatos cómo quieren que sean los 700 despidos en Galicia y Asturias