Esto es lo que pagan las parejas que se casan sin cura en Asturias

Cada ayuntamiento tiene sus reglas y sus tarifas. Contratar una organizadora o añadir detalles al menú puede disparar el presupuesto


Las bodas religiosas se quedan atrás en Asturias. Cada vez son más las parejas que prefieren casarse sin cura y deciden organizar una ceremonia civil. Los últimos datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) no dejan lugar a dudas: las uniones civiles ya multiplican por seis a las religiosas. Y además, cada vez se casan más tarde. Si hace una década la media de edad rozaba los 33 años, ahora se acerca a los 37. Casarse en un ayuntamiento puede llegar a costar hasta 225 euros si uno no está empadronado y quiere celebrar su boda, por ejemplo, en Llanes, o puede salir gratis en consistorios como Oviedo, Gijón o Avilés. En cualquier caso, una boda civil ronda en Asturias los 20.000 a 30.000 euros. Depende de la idea que tenga la pareja y del bolsillo. Hoy en día se puede hacer una boda a la carta. Es cuestión de gustos.

Además de elegir el lugar, hay que decidir muchas cosas: el menú, los aperitivos, la decoración, el DJ, si añaden mesas (de quesos, de jamón, de dulces…) en el cóctel, si contratan música en directo para el aperitivo, si ofrecen barra libre, si añaden servicio de coctelería, si suman los servicios de una wedding planer, el vestido de novia, el traje del novio, si quieren disponer de transporte para los invitados, el detalle de boda para los invitados, la decoración, etc. Todo suma.

La elección del Ayuntamiento: desde 0 euros hasta 225 euros

A la hora de decidir dónde oficiar la boda civil cada ayuntamiento tiene sus reglas. Por ejemplo, la capital asturiana exige que al menos uno de los novios esté empadronado aunque a veces, explican, hacen excepciones con ovetenses que han tenido que cambiar de residencia. No se paga ninguna tasa, y si hay más de 12 invitados dan la opción de casarse un viernes por la tarde o un sábado por la mañana en el salón de Bodas. En Gijón no hay ese problema. Los novios pueden residir en otro lugar y también es gratis, igual que en Cangas del Narcea. En Siero, por ejemplo, cuesta 80,92 euros; en Grado los que están empadronados no pagan y los que no, depende del lugar que elijan: en el ayuntamiento cuesta 50 euros y en el Palacio de Agüera 150 euros. En Lena es gratis, mientras que en Mieres depende de la ceremonia. Hay dos tipos: si solo firman los novios y los testigos cuesta 41,45 euros por semana y los sábados 51,80 euros; y si prefieren ceremonia, el desembolso es el doble.

En el caso de Llanes también depende de si uno está empadronado o no, y de si la boda se celebra un día por semana o si por el contrario es un fin de semana o un festivo. El precio puede alcanzar los 225 euros. Si uno prefiere casarse en Ribadesella la tasa oscila entre 80 euros a 160. En el Ayuntamiento de Corvera, desde el verano pasado, decidieron que para cubrir los costes municipales que supone abrir un sábado las instalaciones, cobran 74 euros. En Avilés es gratis, en Tapia de Casariego este año se paga 100 euros, en Castropol la tasa se sitúa entre 50 a 100 euros, en Cangas de Onís si uno está empadronado paga 30 euros y si no, el doble. Y en Llanera, 130 euros.

En cualquier caso, al margen del ayuntamiento que escoja la pareja, hay una serie de trámites y documentos que tienen que estar listos antes de oficiar la boda civil.

Boda a la carta

Confeccionar la lista de invitados es uno de los primeros pasos que dan los novios antes de contratar el banquete. Los precios actuales de mercado para un menú con aperitivos y que incluya barra libre rondan los 180 a los 200 euros. Añadir detalles como por ejemplo una mesa de queso incrementará el precio en torno a 7 euros por persona; un cortador de jamón unos 250 euros, y una mesa de dulces sobre cuatro euros por persona.

En la música hay muchas posibilidades. Los novios pueden quedarse con el DJ que ofrece el restaurante o elegir uno distinto (en este caso tienen que pagar a la SGAE), y amenizar además el aperitivo con una banda que toque en directo. EN este caso el coste ronda los 300 euros.

El vestido de novia va por libre. También los anillos. En ambos casos el precio dependerá de muchos detalles. Y si los novios optan por contratar a una wedding planner para que se ocupe de toda la organización, hay que sumar sobre unos 2.000 euros.

Comentarios

Esto es lo que pagan las parejas que se casan sin cura en Asturias