La UE cree que Asturias podría ser la primera región en erradicar la plaga de la patata

Una auditoría de Bruselas ve avances importantes en el control de la polilla. La fecha clave para acabar con la alerta se sitúa en finales de 2019

Patata afectada por la polilla guatemalteca
Patata afectada por la polilla guatemalteca

Redacción

Asturias podría ser la primera comunidad autónoma en erradicar la plaga de la patata. Mientras que en territorios como Canarias se han rendido y conviven con la polilla guatemalteca, las medidas adoptadas por el Principado están dando sus frutos. Así lo ha constatado en un informe técnicos de la Unión Europea que visitaron el norte de España el pasado mes de septiembre. Un equipo enviado por Bruselas, compuesto por dos inspectores, un experto en tubérculos que los asesoraba, dos intérpretes y tres funcionarios del Ministerio de Agricultura, supervisaron sobre el terreno el cinturón de contención creado. Si todo sigue por el mismo camino la alerta podría desactivarse a finales de 2019, después de dos años sin nuevos positivos.

El equipo inspector de la UE destaca que las prospecciones llevadas a cabo en territorio español han servido para comprobar que la polilla guatemalteca no está presente en el resto de las regiones peninsulares. Galicia y Asturias son las dos únicas comunidades en alerta y el resto de la producción, tanto la que se consume dentro del país como la que se exporta, está libre. Ya el director general de Desarrollo Rural, Jesús Casas, aseguraba en el mes de agosto que con los datos que obraban en su poder se podía decir que se había conseguido detener la plaga. Fuentes de las Consejería de Desarrollo Rural reconocen que sería «algo extraordinario», ya que algo muy complicado. 

Los antecedentes

El 4 de marzo del 2017 el Ministerio de Agricultura estableció, a través de un real decreto, la prohibición de plantar patatas durante un período mínimo de dos años (comenzó a contar el día 5 de marzo de ese ejercicio) en los ayuntamientos afectados por la Tecia solanivora, así como la aplicación de otras medidas para acabar con la plaga de la polilla, que después fueron desarrolladas por el Principado.

La llegada a Asturias de esta plaga se produjo a través de Galicia. Los gallegos pudieron recibieron, de manera irregular, patata infectada procedente de Canarias. Esta es una de las principales hipótesis que maneja la Administración central para explicar la presencia de la polilla guatemalteca en suelo gallego, que tiene en jaque a la cornisa noroeste.

Las actuaciones

La plaga obligó al Principado a prohibir el cultivo en 13 concejos afectados: Tapia de Casariego, Coaña, El Franco, Navia, Valdés, Cudillero, Pravia, Muros de Nalón, Gijón, Vegadeo, Castropol, San Tirso de Abres y Taramundi. Declaró también zonas tampón, así denominadas porque estaban sometidas a una vigilancia especial otros 19: Santa Eulalia de Oscos, Villanueva de Oscos, Illano, Boal, Villayón, Salas, Tineo, Candamo, Soto del Barco, Llanera, Castrillón, Illas, Corvera, Avilés, Gozón, Carreño, Siero, Noreña y Villaviciosa. En estos municipios, para plantar se exigía una autorización previa.  Asturias cuentan además con 500 trampas diseminadas por el territorio, que se revisan periódicamente para ver si se encuentran polillas guatemaltecas.

Comentarios

La UE cree que Asturias podría ser la primera región en erradicar la plaga de la patata