La convención nacional revela tensiones en el PP asturiano

Teresa Mallada intenta aplacar los ánimos después de que Mercedes Fernández dijese que «algunos saben construir desde cero y otros, coger el relevo»

Foto de grupo de los integrantes del PP asturiano presentes en la Convención Nacional del partido
Foto de grupo de los integrantes del PP asturiano presentes en la Convención Nacional del partido

Redacción

La candidata del PP a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada, ha asegurado no tener «ningún temor» a las tensiones internas en su partido que, ha subrayado, «está unido» para ganar las elecciones autonómicas. En declaraciones durante la convención nacional del PP, que se celebra en Madrid, Mallada ha señalado que toda su formación busca «trabajar, trabajar y trabajar» para lograr el gobierno en el Principado tras los comicios de mayo, incluida la presidenta regional del partido, Mercedes Fernández.

«La presidenta tiene su hueco, es la presidenta del partido y todos vamos a trabajar para ganar las elecciones», ha apuntado tras incidir en que, como candidata, se siente «absolutamente apoyada» por la dirección nacional del PP y que trabajará para sacar adelante sus propuestas para Asturias. Mallada se ha expresado así después de que la presidenta del PP de Asturias advirtiera ayer de que algunos saben «construir desde cero», mientras que otros «saben coger el relevo desde el trabajo hecho», a la vez que ha recordó que más del 90 por ciento de la militancia la respaldó el pasado mes de marzo en un congreso «limpio, democrático y participativo», informa Efe. 

La convención nacional del PP, la que el propio presidente nacional, Pablo Casado, ha denominado de «rearme ideológico», ha puesto sobre la mesa las tensiones internas del partido en Asturias, generadas después de que descabalgaran de la candidatura a Mercedes Fernández para colocar a Mallada, que se estrena en este acto en Madrid. Fernández había permanecido callada hasta ahora. No había hecho declaraciones desde que se supo que no iba a ser la número 1 a las elecciones. Pero ha roto su silencio en este acto interno, al que ha acudido como parte de la delegación asturiana, que aparece en la imagen que acompaña esta información.

Casado gesta una transición «valiente» con sus candidatos electorales para mayo

fran balado

El presidente del PP respeta los territorios que funcionan e interviene en los cismas

Desde el mismo instante en el que Pablo Casado derrotó a Sáenz de Santamaría, el presidente del PP se comprometió a renovar el partido bajo la determinación de pararle los pies a C’s y de trazar un cortafuegos con la ultraderecha, que, tras la fracasada operación Cataluña de la exvicepresidenta, en verano comenzaba a despertar de su letargo.

Casado comenzó la obra rodeándose en la dirección de gente joven y de su confianza, como el secretario general, García Egea, o los vicesecretarios Maroto y Levy, a la que fue incorporando cuotas de las distintas sensibilidades del partido, como la gallega Marta González, vicesecretaria de Comunicación. Una vez acabada la cúpula, se puso manos a la obra con los cimientos. Heredó de Rajoy un reino de taifas. En algunas comunidades con líderes introducidos con calzador por Sáenz de Santamaría, pero sin control orgánico. En otras, con liderazgos de auténticos barones. Con las municipales y autonómicas a finales de mayo, no había tiempo que perder. Y en los poco más de cinco meses que lleva en el cargo, se ha recorrido España con un martillo y un cincel en la maleta para moldear un partido a su antojo bajo dos grandes premisas: sin contemplaciones ante la corrupción y sin complejos a la hora de defender las viejas esencias del PP.

Seguir leyendo

Comentarios

La convención nacional revela tensiones en el PP asturiano