Luarca y Navia amplían la videovigilancia de sus calles

Ambos concejos extenderán las red de cámaras. Estos dispositivos permitieron hace unos días detener a una conductora que se dio a la fuga tras atropella a un peatón


El concejo de Navia, en el occidente de Asturias, instaló ya hace unos ocho años cámaras de vigilancia en varias zonas del casco urbano. Fue el primero en hacerlo. Dispone de 15 y fue este dispositivo de grabación el que permitió descubrir la pasada semana a una mujer de 32 años que conducía un coche que se dio a la fuga tras atropellar a un peatón en el centro de Navia. Fue detenida por la Guardia Civil y acusada de un presunto delito de lesiones y omisión de lesiones. No solo eso, las cámaras también identificaron a otra mujer que iba con ella, y que ha sido acusada de un delito de omisión de socorro. La víctima del atropello fue traslada al Hospital de Jarrio con pronóstico reservado. Fue un guardia civil de paisano que paseaba por la zona quien encontró primero al peatón herido tirado en la calzada. El visionado de las grabaciones de las cámaras de seguridad fue clave para esclarecer lo ocurrido.

El caso es que desde que el concejo de Navia instaló la primeras cámaras, tras el debate inicial, hay un consenso a favor de ellas. De hecho, la postura del Gobierno local es de seguir incrementando cada año la zona vigilada. Así, en estos momentos se tramita la instalación de unas seis o siete nuevas, que se colocarán en zonas estratégicas, como las entradas a la villa. La intención es que cuenten con una tecnología avanzada que permita a la policía local monitorizar matrículas y rostros.

Navia fue la primera localidad del noroccidente asturiano en poner en marcha este servicio. Tras ella, se sumó Luarca, que también cuenta con varias cámaras de vigilancias instaladas en determinados puntos de la Villa Blanca. «Han sido muy útiles a la hora de resolver robos y actos de vandalismo. No hay duda de que la apuesta que hicimos en su momento ha tenido frutos», asegura el alcalde de Navia, el socialista Ignacio García Palacios.

Compleja tramitación

La tramitación para instalar cámaras en espacios públicos es compleja y lenta, pero el consistorio espera poder contar muy pronto con todos los permisos y proceder a su instalación. La inversión que se destinará a ellas se decidirá en unos días, ya que los presupuestos municipales de este 2019 no se aprobarán en Navia hasta dentro de unas semanas. Pero la medida irá adelante.

La medida en cambio no se extenderá al otro lado del Eo, en los concejos gallegos. En A Mariña, ningún gobierno municipal ha dado este paso. Se debatió hace años, en 2016, en Viveiro, a raíz de un proyecto que promovió el centro comercial casco histórico. Su presupuesto rondaba los 30.000 euros y finalmente fue aparcado, por dos motivos: la oposición vecinal y la falta de fondos. También hace un par de años se planteó en Ribadeo. Fue la agrupación de Ciudadanos quien propuso al alcalde la posibilidad de instalar cámaras en determinados lugares de la villa, en respuesta a cierto vandalismo en el mobiliario urbano y en propiedades privadas y también a carreras de coches en el aparcamiento municipal. El alcalde rechazó la propuesta.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Luarca y Navia amplían la videovigilancia de sus calles