«Helena» coge el testigo de «Gabriel»: el invierno se recrudece

La llegada de una nueva borrasca obliga a activar la alerta en el litoral. La cota de nieve desciende a 400 metros

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior pidió extremar las precauciones en Galicia y Asturias ante el fuerte temporal marítimo
La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior pidió extremar las precauciones en Galicia y Asturias ante el fuerte temporal marítimo

Redacción

La borrasca Helena llega al Principado, y su paso por la región obligará a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a activar la alerta naranja en la costa y por nevadas. Estos avisos se rebajarán el sábado, en el caso de los fenómenos costeros, y el domingo, cuando conforme avance la jornada dominical vaya subiendo la cota de nieve. Hasta entonces, Asturias vivirá un temporal que recoge el testigo de Gabriel, la ciclogénesis explosiva que dejó registros de rachas de viento superiores a los 100 kilómetros por hora en puntos como el Cabo Busto, donde se marcó la tercera racha de viento más fuerte de España. Si bien las precipitaciones ya se dejan notar en la región en forma de bienvenida de Helena, hasta mañana la borrasca no pisará con fuerza el Principado. El descenso generalizado de las temperaturas impactará de forma notoria en la cota de nieve, que llegará a situarse el sábado y parte del domingo en torno a los 400 metros de altitud. 

La jornada de mañana es es el día D de este frente, que entrará con fuerza en la región, especialmente en la costa asturiana, donde las precipitaciones serán especialmente fuertes, e irán acompañadas de tormenta. Las fuertes rachas de viento que se esperan para el litoral dejarán olas de entre cinco y siete metros. Por su parte, la cota de nieve, que se situará en torno a los 700-800 metros al inicio de la jornada registrando acumulaciones de 15 centímetros a partir de esa altitud, y descenderá hasta los 600 metros. Las temperaturas bajarán en toda la región, según recoge Aemet

El descenso de los termómetros y de la cota de nieve se notará en todo el Principado, siendo las temperaturas máximas las más afectadas por este descenso térmico. Oviedo, Mieres y Cangas del Narcea experimentarán un descenso en su máximas de entre seis y siete grados en apenas un día, y la cota de nieve también descenderá de forma notoria, pasando en estos municipios de los 1.300 metros de la jornada de hoy a los 600 del final de mañana. Las mínimas, aunque en menor medida, también bajarán en torno a dos o tres grados en estas tres localidades.

Los chubascos generalizados serán la tónica general de la jornada del sábado, siendo más intensos y frecuentes en la mitad oriental, y tenderán a disminuir por la tarde en el oeste al tiempo que se van abriendo claros. La cota de nieve se situará en los 600 metros, y en algunos puntos del Principado será posible ver nevar a partir de los 400 metros de altitud. Las acumulaciones de nieve serán de 15 centímetros a partir de 700 metros, y de 30 centímetros a partir de los 900. Las temperaturas mínimas no registrarán cambios, mientras que las máximas descenderán ligeramente. Por su parte, la alerta naranja por fenómenos meteorológicos en el litoral de Asturias se rebajará al mediodía, desactivándose a las 18.00 horas.

El domingo la cota de nieve se situará en torno a los 400 metros al comienzo de la jornada, e irá aumentando hasta alcanzar los 900 metros de altitud. Las máximas aumentarán mientras las mínimas descenderán ligeramente. Se espera que las condiciones meteorológicas mejoren con respecto a la jornada del sábado. El lunes la cota de nieve volverá a subir hasta los 1.700 metros, y las máximas seguirán en aumento. 

Comentarios

«Helena» coge el testigo de «Gabriel»: el invierno se recrudece