Estos son los proyectos que se financiarán con los fondos mineros

Carmen Liedo REDACCIÓN

ASTURIAS

Javier Fernández firma el convenio marco de fondos mineros
Javier Fernández firma el convenio marco de fondos mineros Gobierno del Principado de Asturias

El IRMC presenta un listado con las 54 actuaciones a desarrollar en Asturias por un importe de 98 millones de euros

12 feb 2019 . Actualizado a las 21:00 h.

La comisión de seguimiento del Acuerdo Marco de la Minería del Carbón 2019- 2027 mantenía este martes su primera reunión tras la firma del mismo y, además de poner sobre la mesa la necesidad de desarrollar el plan social, la activación de la bolsa de empleo e impulsar la reactivación medioambiental, le ha servido al Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón (IRMC) para presentar a los sindicatos el listado de proyectos elaborado por las comunidades autónomas para financiar con cargo a los fondos mineros del plan correspondiente al periodo 2013-2018. Según se ha informado a UGT-FICA y a CCOO, se han seleccionado algo más de 100 actuaciones por valor de 178 millones de euros, de los que el 75% del pago corresponde al IRMC y el 25% restante a las comunidades autónomas afectadas (Castilla y León, Aragón, Castilla La Mancha y Asturias). Para Asturias se ha aceptado un total de 54 proyectos por un valor de 98 millones de euros hasta el año 2021, si bien el convenio que en noviembre de 2017 firmó el Principado con el entonces ministro de Energía, Álvaro Nadal, preveía 127 proyectos por valor de 158 millones de euros.

El listado de proyectos prevé una veintena de actuaciones para distintos concejos relacionados con la mejora o renovación del saneamiento, de las redes de abastecimiento o de modernización de los ciclos del agua. De igual modo, se destinan partidas a mejorar la eficiencia energética en grupos de viviendas o en edificios públicos. Esos proyectos se llevarán unos 40 millones de euros. Siete, concretamente, están contemplados para el proyecto de mejora de la eficiencia  energética del grupo de 258 viviendas que el Principado tiene en Lada (Langreo) y 2,5 para la prolongación de la red de geotermia existente desde el casco urbano de Mieres hasta el hospital de Santullano. Además, se contemplan proyectos, podría decirse, singulares por su elevado coste. La urbanización de los terrenos liberados por el soterramiento de Langreo se llevará 9,9 millones de euros, el parque científico y tecnológico de Figaredo (Mieres) requerirá 9,1 millones y para la Ampliación del Centro de Empresas TIC de El Entrego (San Martín del Rey Aurelio) se prevé una inversión de 8 millones de euros. El resto del dinero será ya para actuaciones en polígonos industriales, como la construcción de dos edificios nuevos de naves nido en Tineo (950.000 euros), para la creación de un vivero empresarial en Lieres (750.000 euros), para la urbanización del área industrial de Villallana, en Lena, (5.000.000 euros); o para la recuperación y rehabilitación de espacios degradados o la renovación tecnológica de la red de fibra óptica Asturcón del Principado.

Según se ha explicado a los representantes sindicales, se ha establecido un plazo de tres meses para que las comunidades autónomas envíen sus proyectos, con permisos y licencias, «lo que va a agilizar las actuaciones, ya que una vez firmado el convenio, se podría iniciar el proyecto». Esta relación de proyectos ha motivado las críticas de CCOO. El secretario de Minería de este sindicato, Jaime Martínez Caliero, considera que «con la mayor parte de estos proyectos se siguen cometiendo los mismos errores» que en anteriores planes de la minería, ya que se destinan fondos a obras que deberían financiarse con presupuesto ordinarios del Principado y, por tanto, la administración regional «se detrae» de financiar esas actuaciones cuando esos 98 millones de euros del plan 2013-2018 deberían destinarse a la reactivación de las comarcas mineras pero con generación de empleo. En esa línea se ha manifestado UGT-FICA, desde donde han señalado que, a pesar de no tener presencia en las reuniones sobre este capítulo en concreto, considera que «deben ser proyectos generadores de empleo y, sobre todo, respetar los principios de adicionalidad y complementariedad» que se defiende para los fondos derivados del cierre de la minería.