La familia de Ardines pide «máximo respeto» por su memoria y «empatía» con su dolor

Advierten que se reservan el derecho a emprender acciones legales contra «comentarios infundados e injuriosos» y agradecen el trabajo de los investigadores de la Guardia Civil

Fotografía de archivo del concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, de 52 años, cuyo cadáver fue hallado ayer con varios golpes en la cabeza a unos 300 metros de su casa y la autopsia que se le ha realizado confirma que fue asesinado
Fotografía de archivo del concejal de IU en Llanes, Javier Ardines, de 52 años, cuyo cadáver fue hallado ayer con varios golpes en la cabeza a unos 300 metros de su casa y la autopsia que se le ha realizado confirma que fue asesinado

La familia del concejal de Llanes Javier Ardines, asesinado el pasado 16 de agosto, ha pedido «el máximo respeto» para su memoria y «empatía» hacia su dolor «para asumir su pérdida en tan trágicas circunstancias» ante las noticias y comentarios difundidos en medios de comunicación y redes sociales. En un comunicado remitido a EFE, los familiares del edil aseguran que se reservan el derecho a emprender acciones legales «contra todas aquellas personas y empresas que, a través de redes sociales o medios de comunicación, están vertiendo comentarios infundados e injuriosos sobre Javier Ardines y su familia». Además, agradecen la «dedicación y profesionalidad» de la Guardia Civil durante los seis meses transcurridos desde su asesinato para la detención de los presuntos autores del crimen y piden que todas las personas que han participado en el crimen «paguen por el daño que han causado».

Asmismo, reconocen el trabajo de los integrantes de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón y la Unidad Central Operativa (UCO) que ha propiciado la detención del presunto inductor del crimen, del intermediario y de los dos sicarios. En su escrito, aseguran que confían en la Justicia y agradecen a las personas que en estos «duros momentos» les han manifestado su «apoyo y cariño».

El concejal fue asesinado en la madrugada del 16 de agosto de 2018 tras ser víctima de una emboscada cuando salía de su domicilio, en Belmonte de Pría (Llanes), y se dirigía al puerto de Llanes para salir a faenar con su embarcación. El pasado martes fueron detenidos en Vizcaya el presunto inductor del crimen, Pedro L.N.A., el presunto intermediario, Jesús M.B., así como el argelino D.B. que reconoció ante la juez de Llanes que había sido contratado como sicario mientras que un compatriota suyo está también imputado como presunto autor material aunque está pendiente de extradición ya que se encuentra en Suiza.

Los tres detenidos en Vizcaya ingresaron el pasado jueves por la noche en el Centro Penitenciario de Asturias tras declarar ante el juzgado que instruye la causa. En su declaración ante la juez D.B. confesó que Pedro L.N.A. pagó 25.000 euros a los dos sicarios y 10.000 euros al intermediario por el crimen ante los celos que tenía al sospechar que su esposa, K.B., -prima de la mujer de Ardines-, podía estar manteniendo una relación sentimental con la víctima.

Comentarios

La familia de Ardines pide «máximo respeto» por su memoria y «empatía» con su dolor