Quinto día consecutivo de alerta por contaminación en Asturias

El Principado extiende 24 horas más el aviso activado desde el domingo en todo el área central. El Gobierno matiza que la situación está mejorando

Aspecto que presentaba la zona oeste de Oviedo, en una jornada con el protocolo por contaminación activado
Aspecto que presentaba la zona oeste de Oviedo, en una jornada con el protocolo por contaminación activado

El Principado mantiene activo el protocolo de actuación ante episodios de contaminación del aire en nivel 1 (aviso) para las zonas de Oviedo y Gijón, donde permanece activo desde el domingo, así como la de Avilés, vigente desde el lunes, aunque la situación ha mejorado en las últimas horas. Algunas de las estaciones de la red de calidad del aire presentan ya medias más propias del nivel 0 y las condiciones de ventilación están mejorando.

El Principado extendió el lunes a Avilés el protocolo de actuación ante episodios de contaminación del aire en nivel 1 (aviso), que ya fue activado para las zonas de Oviedo y Gijón el pasado domingo. El nivel 1 de aviso incluye, entre otras medidas, la reducción de la velocidad en las zonas afectadas a 90 kilómetros por hora y el establecimiento de limitaciones en el uso de calefacciones y la ejecución de obras y actividades que generen contaminación atmosférica. Además, las industrias deben extremar las precauciones en los procesos susceptibles de generar emisiones difusas y reportar al Gobierno del Principado las medidas adoptadas incluidas en las correspondientes autorizaciones ambientales. Por su parte, los puertos de Gijón y Avilés deberán reducir al mínimo indispensable las operaciones con material susceptible de levantar polvo.

De acuerdo al protocolo, la aglomeración de Oviedo incluye los concejos de Oviedo, Noreña, Siero, Ribera de Arriba, Llanera y, parcialmente, la zona industrial de Morcín; La de Avilés, los concejos de Avilés, Gozón, Corvera, Castrillón y, parcialmente, Carreño -Tabaza-, y la de Gijón, los de Gijón y Carreño, excepto el entorno de Tabaza y la zona situada al oeste de la autopista A-66. A estas áreas se suma una cuarta, la de las cuencas centrales (Mieres, Langreo y San Martín del Rey Aurelio y, parcialmente, Lena -en el valle del Caudal-), donde por el momento no ha sido necesario adoptar medidas.

Las medidas de tráfico

«Lo fundamental es concienciar a la población, no sancionar». En estos términos se ha expresado la jefa provincial de Tráfico, Raquel Casado, sobre el límite de velocidad de 90 kilómetros por hora en las autopistas y autovías del área central asturiana mientras dure la alerta por contaminación. De hecho, no hay radares móviles midiendo esa velocidad ni tampoco controles específicos de las Guardia Civil. Casado ha explicado que se han limitado a exhibir la información en los paneles y cree que el grado de cumplimiento está siendo alto. Ella misma ha tenido que desplazarse por las principales vías y ha reconocido que lo que ha visto era muy positivo.

Por el contrario, la directora general de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, curiosamente, ha lamentado la falta de concienciación de algunos conductores por no respetar los límites. Tras presidir la reunión de los comités de seguimiento y valoración del protocolo de calidad del aire del miércoles, Marañón explicó que los ciudadanos siempre demandan medidas para controlar la polución pero lamentó que «cuando se toman, ellos no responden». Al contrario que Casado, destacó el alto número de conductores en Asturias que superan esos 90 kilómetros por hora e, incluso, explicó que han sido detectados por radares móviles.

Tráfico no multa a los conductores que superan el límite de 90 durante la alerta

SUSANA D. MACHARGO
Los panales de las autovías y autopistas del área central de Asturias informan de la limitación a 90 kilómetros por hora de la velocidad por polución
Los panales de las autovías y autopistas del área central de Asturias informan de la limitación a 90 kilómetros por hora de la velocidad por polución

La jefa provincial explica que lo fundamental es concienciar a la población no sancionar. Casado reconoce que no hay radares móviles ni controles específicos

«Lo fundamental es concienciar a la población, no sancionar». En estos términos se ha expresado la jefa provincial de Tráfico, Raquel Casado, sobre el límite de velocidad de 90 kilómetros por hora en las autopistas y autovías del área central asturiana mientras dure la alerta por contaminación. De hecho, no hay radares móviles midiendo esa velocidad ni tampoco controles específicos de las Guardia Civil. Casado ha explicado que se han limitado a exhibir la información en los paneles y cree que el grado de cumplimiento está siendo alto. Ella misma ha tenido que desplazarse por las principales vías y ha reconocido que lo que ha visto era muy positivo.

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Quinto día consecutivo de alerta por contaminación en Asturias