Asturias estrena 2.000 nuevos votos capacitados en abril

Las generales serán los primeros comicios en los que las personas con discapacidad intelectual podrán ejercer su derecho al voto


Las elecciones generales de abril serán las primeras en las que las personas que tienen una discapacidad intelectual reconocida podrán ejercer su derecho al voto. Fue una reforma de la ley electoral aprobada en el Congreso con gran apoyo de los partidos y que veían a reconocer el esfuerzo de años de muchas asociaciones, entre ellas Plena Inclusión Asturias. ¿Cuántas personas se beneficiarán de esta medida? En el conjunto de España se calcula que serán sobre 100.000 las personas del colectivo; en Asturias podrían rondar las 2.000.

No se conoce la cifra exacta. Hace dos años, en 2016, una sentencia permitió acceder a una solicitud de acceso a la información pública a la que la Oficina del Censo Electoral; según esas cifras en los últimas elecciones generales, un total de 1.909 asturianos no pudieron ejercer su derecho al voto por por circunstancias como padecer algún grado de discapacidad intelectual, ser mayor con algún proceso degenerativo o estar internado en un psiquiátrico. Además el número de personas incapacitadas por un juez para votar en Asturias se disparó en los últimos años. En el año 2000, la estadística de la Oficina del Censo Electoral apenas recogía 144 casos de asturianos privados del derecho al voto; ese número se incrementó hasta 375 en el año 2004. La cifra se disparó cuatro años después hasta 1.132; en 2011 ya eran 1.657 y, por último, el censo de 2015 arrojaba la cifra de 1.909. La explicación para esa crecida está en la preocupación de muchas familias por la gestión de los bienes que pudiera heredar.

La gerente de Plena Inclusión Casila Sabín lo considera una estimación probable aunque es difícil saber el número real de personas afectadas y cuántos de ellos ejercerán finalmente el derecho a votar. Eso sí, es un reconocimiento automático «no hay que hacer nada», destacó Sabín, quien apuntó que «empezamos con los documentos adaptados para explicar a las personas que tienen derecho al voto. Hay personas gravemente afectadas porque no sé si podrían expresar, facilitar que comuniquen su interés por ejercer el voto. Seguro que en tu cabeza tienes la imagen de una persona que no puede apenas manipular y hablar pero también ellos tienen derecho, es complicado, un trabajo que nos corresponde a todos pero que algún día podremos lograr». En los pasados comicios muchos jóvenes con discapacidad mantuvieron reuniones con los distintos partidos politicos para explicarles su programa. La asociación celebró como un éxito la reforma de la ley electoral.

«Adaptamos los programas y tenemos reuniones con los representantes políticos, quieren saber cómo es el mundo que les rodea y del que ellos forman parte. Pueden votar porque también pagan impuestos y si tienen que pagárlos por qué no van a decidir quién puede quitarles un porcentaje», destacó la gerente. «Todas las personas con discapacidad intelectual, sea cual sea su nivel de afectación, tienen el mismo derecho que el resto de la población, a esto y a todo lo demás. Hay una dificultad evidente que es su accesibilidad y si nosotros les garantizamos los apoyos ellos pueden».

La preocupación por el bienestar económico de las personas con una limitación de capacidad comenzó con el invierno demográfico. «Llegamos a un momento en que estas personas empiezan a sobrevivir a sus padres, antes no ocurría porque no hay la misma esperanza de vida que hace 50 años, y la preocupación de estos familiares es ¿qué será de ellos cuando yo no esté?». En este sentido, Sabín destacó que hay muchos grados «y hay casos por ejemplo en que alguien no tiene capacidad para administrar 1.000 euros o hacer una compra, pero se orienta, viaja, maneja su entorno con habilidad, es una persona como el resto pero necesita apoyos para algunas cosas. Y esto queríamos asegurar, que la gestión de sus bienes se correcta cuando falte su familia, esa administración sea correcta».

¿Quién defiende nuestros derechos si no podemos ni votar?

Susana D. Machargo
Mari Perandones, Raquel Silva, Fernando Sainero y Juan Ernesto Barbeira son usuarios del centro ocupacional de Adepas en Noreña.Mari Perandones, Raquel Silva, Fernando Sainero y Juan Ernesto Barbeira son usuarios del centro ocupacional de Adepas en Noreña
Mari Perandones, Raquel Silva, Fernando Sainero y Juan Ernesto Barbeira son usuarios del centro ocupacional de Adepas en Noreña

Cuatro asturianos con discapacidad intelectual defienden el cambio legislativo que hoy debate el Parlamento para eliminar el veto a un derecho fundamental

«Si no nos dejan votar, quién nos va a representar». Eso es lo que Fernando Sainero preguntaría a los diputados españoles si tuviera la oportunidad de ver a algún político a las puertas del Congreso. Sainero es un asturiano, nacido en Madrid, con discapacidad intelectual, usuario del centro ocupacional de Adepas en Noreña y un defensor de los derechos de su colectivo. Lo hace con todos los cauces legales que tiene a su alcance. Acude a manifestaciones, habla para los medios de comunicación como La Voz y vota cuando hay elecciones. Porque, en su caso, su sentencia de incapacitación no cercena este derecho fundamental. No es lo habitual. Casi 1.200 residentes en el Principado, según las cifras que maneja el Cermi, no tuvieron la oportunidad, en las Generales de 2015, de elegir Gobierno. Eso puede cambiar si sale adelante una modificación de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) que ha presentado el PSOE y que hoy se debate en el Parlamento. Colectivos como Plena Inclusión Asturias, que lleva años en la batalla, cruza los dedos para conseguir el impulso político definitivo

Seguir leyendo

Comentarios

Asturias estrena 2.000 nuevos votos capacitados en abril