Así será el examen para homologar el título de asturiano con las lenguas de la UE

Los alumnos deberán pasar cinco pruebas y conseguir de media un 6. Los test los elaborarán docentes funcionarios. La tasa de inscripción ascenderá a 31,36 euros

Concurso escolar de palabras en asturiano organizado por la Consejería de Educación.Concurso escolar de palabras en asturiano organizado por la Consejería de Educación
Concurso escolar de palabras en asturiano organizado por la Consejería de Educación

redacción

Los títulos de asturiano y el gallego-asturiano quedarán plenamente homologados al resto de lenguas europeas en el año 2023. Ese es plazo máximo que se da el Principado para implantar plenamente los niveles de competencia de acuerdo con el Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas. En total, se distribuirá en cinco niveles: básico A1, básico A2, intermedio B1, intermedio B2 y Avanzado C1. En el 2019, se implantará el examen del grado más bajo y cada año se irá aumentando. La prueba constará de cinco parte. Habrá que aprobarlas todas y sacar de media global, como mínimo, un 60 sobre 100. Elaboración de los test docentes funcionarios que se encuentren inscritos en el registro general de capacitación del bable/asturiano y Gallego/asturiano, designado expresamente por la Consejería de Educación.

Así consta en la propuesta de decreto que la Administración regional acaba de sacar a exposición pública y que ha sido elaborado por el servicio de Planificación Lingüística y Normalización. El documento incluye una memoria económica, en la que detalla los gastos generados, los ingresos que se recibirán y la diferencia que deberá aportar el propio Gobierno, es decir, lo que le costará a las arcas asturianas. Para este año 2019, en el que se pretende implantar el examen del A1, el Principado tendrá que desembolsar algo menos de 4.000 euros. El coste de poner en marcha el sistema será de 8.912 euros. Se pretenden recaudar 5.060. Eso implica que el Ejecutivo tendrá que abonar 3.815 euros. 

La Consejería de Educación prevé que haya ingresos por el cobro de tasas a los aspirantes. Para el año 2019 y la certificación del nivel A1, se prevé cobras unas tasas públicas de 31,36 euros. El decreto calcula que se presentarán, al menos, 160 aspirantes. De ahí surgen esos 5.060 euros que la Administración calcula que no va a tener que desembolsar. El decreto calcula que con el paso de los ejercicios y la implantación del resto de niveles de certificación, «los gastos se irán optimizando». El primer año, reconoce, el documento será el más costoso, ya que partirán de cero a la hora de elaborar las pruebas y los materiales. Las horas que tendrán que invertir los docentes funcionarios serán muy superiores. En el año 2023, con el sistema plenamente implantando, se calculan unos gastos de 18.700 euros y unos ingresos de 17.712 euros. Así, el desembolso público sería de tan solo 990 euros. 

Los exámenes

El acceso a estos exámenes será totalmente libre y permitirá el acceso al certificado correspondiente. La administración garantiza que las pruebas seguiránunos estándares que garanticen su validez, fiabiliad, viabilidad, equidad e impacto positivo. La consejería elaborará una guía informativa con todos los datos necesarios y con la normativa,

Cada uno de los exámenes de todos los niveles incluirán actividades de comprensión de textos orales y escritos, de producción y coproducción de textos orales y escritos y de mediación. Los exámenes serán comunes en todo el Principado. Cada una de las partes será ponderada con el mismo valor. es decir, un quinto de la puntuación total. Para superar con éxito el certificado la puntuación múnima será de 60 sobre 100. En cada una de las partes se tendrá que alcanzar, al menos, un 50 sobre 100.  Las partes que medirán la compresión de textos orales y escritos tendrán que incluir, al menos, dos tareas diferentes. cada tarea, a su vez, tendrá su propio texto sobre el que se pondrán varias tareas. El número mínimo de items a valorar será de 25. El resto del examen tendrá un reparto propocional.

La Consejería de Educación, tomando como referencia el decreto, tendrá que elaborar un documento en el que especifique todo lo concerniente al examen y al proceso de evaluación. En ese documento se detallarán datos que no está en este decreto, de carácter más global. Eso sucede, por ejemlo, con la puntuación de cada prueba, la duración, la descripción de los test, las características que tendrán los textos escritos y orales, el grado de complejidad, la duración de las grabaciones,... Esta información se emitirá año tras año y deberá constar el ejercicio exacto al que corresponde. 

La consejería tendrá que elaborar un segundo documento: el protocolo de actuación, que será el que garantice la calidad y los resultados, además de designar a los órganos y personas responsables. Ya establece que habrá comisiones evaluadoras compuestas por un mínimo de tres funcionarios de carrera de los cuerpos de catedráticos y profesores de Secundaria o del cuerpo de catedráticos y profesores de las escuelas oficiales de idiomas. Los requisitos imprescindibles son que formen parte del registro general de capacitación del bable/asturiano y Gallego/asturiano, que sean licenciados o graduados en Filología y, además, disponer del título de especialista universitario de Filología Asturiana o bien del máster de Formación del Profesorado de Secundaria, en la especialidad de lengua asturiana. Una vez que se comiencen a expedir los certificados de nivel, podrán acceder a los puestos de los exámenes los docentes que consigan el B2 o el C1 en conocimiento de la lengua asturiana.

      

Valora este artículo

21 votos
Comentarios

Así será el examen para homologar el título de asturiano con las lenguas de la UE