Dos helicópteros revisan los incendios activos

El Sepa y el Ejército se reparten la supervisión desde el aire.

Un helicóptero trata de sofocar un incendio en las proximidades de Naves (Llanes)
Un helicóptero trata de sofocar un incendio en las proximidades de Naves (Llanes)

Dos helicópteros uno del Servicio de Emergencias del Principado (Sepa) y otro de la Unidad de Emergencias del Principado (UME), ambos con personal de Bomberos de Asturias, están sobrevolando los incendios activos pendientes de revisión para controlar su estado y para ver las condiciones. La labor comenzó con las primeras luces del día, después de una noche en la que la lluvia ha comenzado a ayudar a las labores de extinción.

El propio Servicio de Emergencias reconocía a primera hora de la mañana que la mayor parte de los incendios estaban pendientes de revisión y que labor que se estaba realizando de forma coordinada entre la Guardería de Medio Natural del Principado y dos helicópteros, uno de la UME y otro del SEPA, que están sobrevolando todos losincendios que permanecen activos y en seguimiento en la región.

A mediodía, el número de focos se había reducido a 13, la cifra más baja desde el inicio de esta nueva oleada, el pasado jueves. De los 13, ocho estaban controlados y cinco activos activos y en seguimiento. Esto ha hecho que, a la vista de las condiciones meteorológicas, con predicción de lluvia por parte de  Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, haya decretado el paso a situación 1 del Plan Especial de Incendios Forestales (INFOPA).

La cifra de focos ha caído con rapidez a lo largo del día. A primera hora todavía había 22 repartidos en 15. Los tres focos donde se concentraban las labores de extinción son están localizados en Biescas (Valdés), Riofabar (Piloña) y Campanal (Nava).

Pillado in fraganti un pirómano en Onís

Susana D. Machargo

El incendiario fue localizado por un helicóptero de Bomberos de Asturias

Un helicóptero de Bomberos de Asturias ha pillado in fraganti a un pirómano prendiendo fuego al monte en Bobia, en el concejo de Onís. Ese es justo uno de los puntos en los que se encuentra uno de los incendios que más preocupan al Servicio de Emergencias (Sepa) y a donde se ha trasladado la Unidad de Militar de Emergencias (UME). Los efectivos que volaban en el helicóptero dieron aviso a la sala central de emergencias que,a su vez, contactó con la Guardia Civil. El consejero de Presidencia y presidente en funciones, Guillermo Martínez, ha pedido la colaboración ciudadana para identificar a este incendiario.

Seguir leyendo

Comentarios

Dos helicópteros revisan los incendios activos