No es el Brexit, son los laboratorios

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

SINDO MARTÍNEZ

Distribuidores, farmacéuticos, pacientes y la administración explican las razones que explican el desabastecimiento de medicamentos que se ha agudizado en las últimas semanas

16 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Teorías conspirativas proliferan en los mentideros en las últimas semanas. Hay una realidad demostrable. En las farmacias asturianas se ha incrementado el desabastecimiento de medicamentos, sobre todo, de algunos tan comunes como Aspirina, Adiro, Primperan, Terbasmin, Trankimazin o Dalsy. Otra cosa son las razones que explican esta situación. Frente a quienes agitan el Brexit y aseguran que el Gobierno británico está haciendo acopio de fármacos antes de abandonar la Unión Europea y de que los precios se disparen, los agentes implicados en toda la cadena, incluso los pacientes, señalan que se trata causas multifactoriales. En unos casos es un tema coyuntural. En otros, se esconde una mar de fondo de mayor calado. En lo que coincide la inmensa mayoría, es en volver su mirada hacia los laboratorios. Las grandes corporaciones presionan con todas las estrategias a su alcance, desvían productos a los mercados que más les interesan y frenan la producción cuando es necesario. ¿Está entonces la política farmacéutica en manos de las compañías? Carlos Ponte, presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Asturias, lo niega con rotundidad: «Los Gobiernos también tienen sus propios instrumentos. Tienen que quitarles las alfombras rojas y frenar sus burdas especulaciones».

Ponte es el más directo a la hora de calificar el modo de operar de las corporaciones que dejan en un estado de indefensión a los pacientes. Habla de chantaje. Mucho más prudente se muestra la Administración asturiana. La directora general de Política Sanitaria, María Jesús Merayo, alude únicamente a razones propias de la fabricación y el mercado. Juan Roces, secretario del Colegio de Farmacia de Asturias, abre el foco y aportar razones coyunturales como la introducción de cambios legislativos. Este año la escasez se ha multiplicado por tres y la alerta también, así que los pacientes buscan explicaciones para entender qué está sucediendo. 

Argumentos

Roces conjuga en sus argumentos todo tipo de perspectivas, desde las presiones a razones mucho más comprensibles del día a día. El primero de todos son las faltas estacionales, las que se repiten en determinados periodos del año, en productos concretos, y por unos días. Es decir, son habituales, conocidas y de muy corto recorrido. A esas, que siguen sucediendo, se une ahora una circunstancia coyuntural. El 9 de febrero entró en vigor el sistema europeo de verificación del medicamento que introduce un nuevo código para garantizar la autenticidad del producto. Las farmacias asturianas se prepararon y adquirieron los visores necesarios pero los laboratorios no fueron tan ágiles. Tenían productos ya envasados con el sistema anterior y lo están comercializando antes de poner a producir el nuevo. Eso, explica el secretario del colegio profesional, ha tenido una influencia importante en la escasez de algunos formatos. «Para las compañías todo esto suponen millones de euros», admite.