Un incendio amenaza una zona de urogallos y osos pardo en el límite entre Cangas del Narcea y León

La complejidad del terreno dificulta las labores de extinción del fuego

;
Espectaculares imágenes del incendio en Palacios del Sil Un fuego amenaza desde el viernes una zona de urogallos y osos pardo en el límite entre Cangas del Narcea y León

Redacción

Un incendio, originado la tarde del viernes, calcina una zona de urogallos y osos pardo en la localidad de Palacios del Sil, cercana al límite entre Cangas del Narcea y León. La complejidad del terreno dificulta las labores de extinción del fuego, que se encuentra en una ladera de pendiente pronunciada, por lo que los equipos deplegados no pueden acceder fácilmente a dicho lugar. Debido a estas dificultades, no se espera que el incendio se pueda declarar extinto hasta mañana. 

El fuego no reviste riesgo alguno para la población, sin embargo, se trata de una zona de paso protegida para especies como el oso pardo o el urogallo. Según medios locales, el origen de las llamas puede ser una quema de rastrojos a apenas un kilómetro del casco urbano de Palacios del Sil, aunque no acabó llegando al pueblo, sino extendiéndose a la montaña. Efectivos de la Brigada de Incendios Forestales se encuentran en el terreno tratando de controlar las llamas.

Alerta ecologista: estas son las especies más afectadas por los incendios

Carmen Fernández
Incendio en las proximidades de Naves (Llanes)
Incendio en las proximidades de Naves (Llanes)

Este gran problema medioambiental, sumado a la primavera temprana tendrá graves consecuencias en el patrimonio natural y la biodiversidad

Asturias ha registrado una oleada de incendios desde el pasado jueves en la que se contabilizaron 380 focos repartidos en 39 de los 78 municipios de la región. Unos fuegos que han arrasado más hectáreas que el pasado año. Este gran problema medioambiental, sumado a la primavera temprana que ha pasado de las lluvias y las inundaciones al viento sur y los 25 grados de máxima en muchos puntos del Principado, tendrá graves consecuencias en el patrimonio natural y la biodiversidad.

Aunque aún no hay cifras oficiales, parece que los osos pardos y las aves serán los más afectados, debido a la coincidencia de la fecha con su época reproductiva. Pero no son los únicos, numerosos insectos se verán perjudicados a corto y largo plazo, haciendo que especies vegetales sean damnificadas y no solo por el fuego, sino porque muchas especies polinizadoras no podrán realizar su función. Así como los ríos, debido a los materiales arrastrados en los días sucesivos a los incendios cuando por fin llueva, que acabarán provocando también graves consecuencias en las poblaciones de salmones y en el resto de la fauna. Además de cambiar la reproducción de los animales que comienzan su periodo de cría, debido al adelanto de la primavera climática de este año y sus ecosistemas, muchos espacios protegidos se verán dañados como el Parque Natural de Somiedo y zonas aledañas a Ponga o el Parque Nacional de los Picos de Europa. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Un incendio amenaza una zona de urogallos y osos pardo en el límite entre Cangas del Narcea y León