Buenas vibraciones a la salida de la macrooposición

Los examinados salieron satisfechos a pesar de encontrarse con una prueba «algo difícil»

Salida del exámen de auxiliar administrativo del Sespa
Salida del exámen de auxiliar administrativo del Sespa

Redacción

Era la una menos diez del mediodía cuando los aspirantes a una de las 232 plazas que el Sespa convoca para auxiliar administrativo comenzaron a salir por un lateral del recinto Luis Adaro de Gijón. La organización había dispuesto esa salida para evitar aglomeraciones y que todos los asistentes pudieran salir ordenadamente. Las sensaciones, por lo general, eran positivas, aunque había de todo. Muchos de los examinados salían con sus teléfonos móviles pegados a la oreja, para contarles a sus más allegados la experiencia. Otros, con una sonrisa, comentaban que los nervios ya habían pasado a un segundo plano, y más teniendo en cuenta que muchos de ellos ya se habían presentado a la anterior macrooposición en marzo. El examen, según la mayoría, era «algo difícil», pero podía ser asequible para aquellos que lo llevaban preparado. También compartían la opinión de que la organización había sido «muy buena», mejor incluso que en otras ocasiones.  A este primer turno asistieron 5.438, el 55% de los citados.  

Adrián Fernández
Adrián Fernández

Entre ellos se encontraba Adrián Fernández, que aún no había guardado su hoja de examen para revisar sus respuestas, ya que consideraba que «había sido difícil». Había venido desde Pola de Lena para presentarse a la oposición, tal y como comentó, por primera vez en su vida. «Me lo he preparado pero también he venido un poco por probar, la verdad que vine tranquilo y marcho tranquilo», añadía.

Dimas Castro y Gabriel García
Dimas Castro y Gabriel García

De la misma localidad acudían Dimas Castro y Gabriel García. Los dos amigos afirmaban que el examen había sido «más fácil de lo que esperaban» ya que ambos lo llevaban «más o menos estudiado», porque a su vez estaban preparando otras oposiciones relacionadas. «Salí con buenas sensaciones, la verdad, además la organización me pareció muy buena, mejor que otras a las que fui que fueron bastante caóticas», comentaba Castro, pues no es la primera vez que él y García se presentaban a una oposición. Ya habían probado suerte en otras como la de Justicia y las de administrativo del Estado del pasado año.

Marta Fernández
Marta Fernández

Marta Fernández proveniente de Oviedo, acudía por primera vez a una prueba que a su ver, le pareció «una mezcla entre fácil y difícil. Había preguntas de todo tipo pero sí que había algunas que estaban más orientadas para aquellos que lo llevaban más preparado». Aunque ella había estudiado, sí que notó que había aspectos en los que pudo fallar, «como la Ley de contratos y el régimen jurídico».

Un examen que fue principalmente sobre derecho, combinando alguna pregunta de informática y que si no le sale como espera, volverá a examinarse en otro tipo de pruebas: «Si esta vez no lo consigo creo que seguiré intentándolo porque ahora ya tengo experiencia en cómo va el tema de las oposiciones y cómo debo estudiar». Respecto a la organización, compartía la opinión positiva de la mayoría de los examinados, «estaba muy bien organizado, quizás con esto de los dos turnos se rompe un poco el principio de igualdad pero me parecería inviable que estuviéramos todos en el mismo turno», comentaba.

Nervios y quejas por el frío en el segundo asalto de la macrooposición

Carmen Fernández

El primer turno del examen de auxiliar administrativo del Sespa, en el que participaron 5.438 personas, transcurre sin grandes sobresaltos

El examen no empezaba hasta las 11.00 horas pero desde las 8.00 ya había gente entrando en el recinto Luis Adaro de Gijón. A esa hora, eran muchos menos que en la oposición a celador de hace un mes, y es que la experiencia es un grado y esta vez los opositores han apurado más su llegada al lugar de la prueba. Con todo, el goteo de personas era constante y a las 10.00, cuando comenzaron a entrar a las aulas, los nervios y la tensión eran los síntomas predominantes entre los aspirantes a una de las 232 plazas que el Sespa convoca para auxiliar administrativo. También las quejas por el frío. Para conseguir el ansiado botín se han registrado 20.704 aspirantes. Al primer turno asistieron 5.438, el 55% de los citados, y con los de la tarde la cifra final fue de 10.487 personas. Más allá de los problemas con la calefacción, no ha habido grandes sobresaltos.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

Buenas vibraciones a la salida de la macrooposición