Las regiones cantábricas negociarán a partir de junio un nuevo reparto de la cuota de xarda

Cantabria y País Vasco mantienen su rechazo a modificar los criterios pero aceptan crear una mesa de trabajo

El pasado día 11 se incautaron 20 toneladas de xarda en un barco amarrado en Muros
El pasado día 11 se incautaron 20 toneladas de xarda en un barco amarrado en Muros

ss

«Constituir una mesa de trabajo para estudiar el cambio de los criterios de reparto de la cuota de la xarda para que el conjunto del sector pueda disponer de las mismas oportunidades de pesca». Ese es el único compromiso que el Principado ha podido arrancar en la reunión entre el Gobierno central y las comunidades cantábricas celebrada en Madrid. Cantabria y País Vasco siguen resistiéndose a implantar un nuevo sistema que suponga menos toneladas para su flota. Mientras tanto, Galicia y Asturias reclaman un modelo más equitativo, ya que se consideran perjudicadas. El director general de Pesca Marítima, Francisco González, sabe que es difícil pero también considera un paso adelante que, al menos, todas las partes hayan aceptado sentarse a negociar.

Las reuniones comenzarán a partir del mes de junio. Esa es la fecha clave para ver cómo será el reparto de cara a la próxima campaña. González ha explicado que este grupo de trabajo «se reunirá las veces necesarias a partir de junio para llegar a un acuerdo que revierta la actual situación de desigualdad que padecen los pescadores asturianos». El director de Pesca considera que la reunión de Madrid, a la que ha asistido a la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz «abre un proceso para analizar con detalle nuevos y más equitativos criterios de asignación de cuota».

Todas las comunidades han puesto sobre la mesa las diferentes posibilidades que existen para llegar a una solución. Sin embargo, el acuerdo no va a ser fácil. País Vasco y Cantabria siguen manteniendo posturas contrarias. Sin embargo, para el responsables de Pesca Marítima «lo determinante en este momento es la creación del grupos de trabajo para encontrar una solución que permita la equidad entre las provincias del Cantábrico noroeste».

El Gobierno del Principado esgrime como principal argumento, desde que en 2014 el PP modificara los criterios, que el actual sistema es perjudicial para los intereses de los pescadores asturianos. Se basa en un estudio encargado a la Universidad de Oviedo sobre los efectos económicos de este criterio de distribución cifra en casi cuatro millones las pérdidas de la flota de la comunidad, debido a que, desde ese año, pasó de disponer de un 26% a un 14% de cupo.

 Qué reclama el Principado

Asturias critica que el periodo histórico de capturas que se toma como referencia es demasiado largo. «En un sector como este, donde el número de barcos ha decrecido de forma importante es inadmisible que las capturas de buques incluso ya desguazados sean las que determinen el reparto para los que faenan en la actualidad», ha lamentado González. También pretende que se permita la inclusión de los pequeños pescadores profesionales. De haberse aplicado esta ampliación, el número de barcos asturianos que hubieran podido capturar xarda en esta costera de 2019  habría crecido prácticamente un 50%, al pasar de 104 a 150.

Otro de los aspectos que el Principado trata de modificar es qué se considera pesca dirigida. Actualmente, se considera que una embarcación realiza pesca dirigida, si ha capturado más de 15 toneladas en cualquiera de los años comprendidos entre 2010 y 2012. «No sólo es una decisión arbitraria, sino que quedan excluidas muchas embarcaciones pequeñas por el hecho de serlo, lo que es profundamente injusto», ha argumentado González.

Claves para entender por qué la xarda ha minado el Cantábrico

Susana D. Machargo
Imagen de archivo de descarga de pesca de caballa y sardina en O Berbés
Imagen de archivo de descarga de pesca de caballa y sardina en O Berbés

La flota pesquera asturiana, que tiene una gran dependencia de la caballa, cree que sale perdiendo con el actual sistema de reparto. Está basado en una distribución por comunidades que ha enfrentado a todos contra todos

El profano que mira al Cantábrico puede encontrarse con un mar bravío y fascinante, de tempestades temibles y acantilados de extraordinaria belleza. El profesional, a esa visión romántica, suma la dureza de su profesión, la sabiduría que el sector requiere y también una serie de fórmulas matemáticas que son las que dividen las cuotas pesqueras y las que dictaminan su sustento. El criterio de estabilidad relativa y el total admisible de capturas (TACs) son dos términos que manejan con la misma soltura que sus aparejos. Desde el año 1983, los organismos internacionales marcan repartos de cuotas para la pesca de determinadas especies en peligro para no llegar a los límites de la sobrepesca. La pelea se ha dirigido básicamente hacia Europa, para que España consiga más toneladas a repartir entre sus profesionales, ya sea de merluza, de anchoa o de jurel. Pero ahora en el Cantábrico la guerra está en casa. La culpa es de la xarda, en Asturias; la caballa o el verdel, en función del territorio en el que se hable. El problema radica en la fórmula de reparto que el Gobierno central ha fijado. Por primera vez, ha establecido una cuota por comunidades que ha dividido a una flota que hasta ahora trabajaba codo con codo. La solución es complicada. Los beneficiados por este sistema no quieren ceder. Asturias, la más perjudicada, reclama la parte que cree que le corresponde.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Las regiones cantábricas negociarán a partir de junio un nuevo reparto de la cuota de xarda