El efecto rebote del sector que se convirtió en el paradigma de la crisis

La actividad tocó fondo en 2015 y desde entonces transita por la senda de la recuperación. Las cifras lo confirman


Cuando la burbuja de la construcción estalló en 2008, el sector de la construcción en Asturias inició una caída en picado que se prolongó durante siete años, hasta que en 2015 tocó fondo. A partir de ese momento, dio comienzo una lenta recuperación tanto en el número de empresas vinculadas al Convenio Colectivo de Trabajo para la Construcción y Obras Públicas del Principado de Asturias (CCPA) como en número de trabajadores ocupados en el sector. Aún así, lejos están las cifras de las de aquellos años de «boom» que hicieron que nuestra comunidad autónoma tuviera 3.669 empresas vinculadas al CCPA, casi 31.000 trabajadores adscritos a ese convenio y 50.500 en el total del sector incluyendo los de otros convenios del CNAE y a los autónomos. Son los datos de la evolución del sector con los que trabaja la Fundación Laboral de la Construcción (FLC).

En lo relativo al número de empresas encuadradas en el CCPA, la disminución desde el 2007 fue de un 53,3%. Así, Asturias ha pasado de contabilizar 3.669 empresas con trabajadores ese año a fecha de enero de este año, una media de 1.715. Y eso pese a que desde 2015 se viene produciendo una recuperación que ha sumado cerca de 200 empresas más. Porcentualmente, ese ejercicio concluyó con un 58,3% menos de empresas que en 2007.

La disminución en el número de trabajadores adscritos al CCPA ha sido mucho peor. Si en 2007 en la región se contabilizaban 30.896 empleados en el convenio de la construcción, en enero de este año, el dato más reciente, había 9.049 trabajadores, es decir, una tercera parte. Y eso, al igual que con el número de empresas, porque desde 2015 se ha producido una mejora en la empleabilidad de la construcción. Se tocó fondo ese año al disminuir la cifra hasta los 7.844 trabajadores, lo que suponía entonces un 74,6% menos que antes de que estallara la burbuja.

La repercusión de esa pérdida de empleos en el sector fue también para las personas que se regían por otros convenios de la construcción de la clasificación CNAE, aunque no de una forma tan abrupta como para los que se regían por el CCPA. Si bien se llegaron a perder unos 2.700 empleos, en la actualidad la cifra ya es muy cercana a los 7.702 puestos que había en 2007. La sangría, sin embargo, se mantiene para los trabajadores autónomos. Los RETA de la construcción en diciembre de ese 2007 eran 11.884. En este caso, la cifra ha ido disminuyendo hasta los 8.538 autónomos que hay en la actualidad en el sector, sin que haya habido apenas atisbos de mejora.

Otra forma de ver la crisis por la que ha pasado la construcción es a través del número de trabajadores desempleados en el sector en Asturias. Al acabar el 2007 se contabilizaban 5.220 parados en esta área de actividad en la región, cifra que al año siguiente ya se había duplicado y en 2012 alcanzaba su máximo con 16.298, el triple que antes de estallar la burbuja. Los datos medios de enero de este año indican que la comunidad autónoma quedan 6.319 desempleados en el sector de la construcción, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). La disminución se debe, en buena medida, al importante número de jubilaciones que se han producido en estos últimos años.

El sector de la construcción asturiano alerta de la falta de albañiles y encargados

Carmen Liedo
Albañiles
Albañiles

Las empresas buscan, principalmente, personal cualificado. La Fundación Laboral asegura que la actividad seguirá creciendo en la región «a un ritmoconstante» durante los próximo dos años

Hace una década el sector de la construcción se rompía. El «boom» de la construcción acabó por estallar y la consecuencia fue que un reguero de trabajadores del sector se fueron al paro. Sobraban porque con la crisis que azotaba a un lado y a otro, se había dejado de construir. Ahora, diez años después, cuando hay se están dando signos de recuperación de la crisis, que en Asturias se vivió a nivel global y a nivel particular, el problema del que se alerta es la falta de personal cualificado con el que incrementar el nivel de actividad. Desde la Fundación Laboral de la Construcción (FLC) reconocen que cuesta cubrir los puestos de trabajo que ofertan las empresas. En concreto, las empresas buscan, principalmente, «albañiles de edificación, peón de la construcción de edificios y encargados de obra de edificación», según indican desde este organismo. El caso es que desde la FLC y de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocon) aseguran que «en los próximos dos años la construcción en Asturias seguirá creciendo a un ritmo moderado y constante».

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Tags
Comentarios

El efecto rebote del sector que se convirtió en el paradigma de la crisis