El exjefe de Producción del Niemeyer recibió 80.000 euros anuales mientras cobraba el paro

Debido a que Martí percibía la prestación por desempleo y no podía facturar a su nombre, giró varias facturas a una empresa que realizó trabajos en la vivienda de sus padres

El exjefe de producción del complejo cultural ,Marc Martí, entrando a la Audiencia Provincial de Oviedo
El exjefe de producción del complejo cultural ,Marc Martí, entrando a la Audiencia Provincial de Oviedo

Oviedo

El exjefe de Producción del Centro Niemeyer, Marc Martí, que afronta 18 meses de prisión como presunto cómplice en un delito de malversación, ha asegurado que entre 2008 y 2010 recibió como colaborador externo del centro, contratado por el entonces director general, Natalio Grueso, 80.000 euros brutos anuales pese a que estaba cobrando el subsidio de desempleo.

La Audiencia Provincial ha reanudado el juicio por las irregularidades contables durante la etapa de Grueso con la declaración de Martí, quien ha explicado que, debido a que percibía la prestación por desempleo y no podía facturar a su nombre, giró varias facturas a una empresa que realizó trabajos en la vivienda de sus padres para justificar sus servicios profesionales. Martí ha indicado que, con la previa autorización de Grueso, podía solicitar billetes de avión y hoteles y realizó varios viajes con un empleado de la agencia de viajes El Corte Inglés, José María Vigil, también acusado y que afronta una pena de ocho años de prisión como presunto cooperador en sendos delitos de estafa y malversación. Además, ha admitido que en un correo electrónico que le remitió el subdirector del centro Niemeyer, Joan Picanyol, quien declarará como testigo en el juicio el próximo 7 de mayo, le pedía trabajos de colaboración y le decía que buscara la fórmula para cobrarlos, dada su situación de desempleo, porque en la Fundación «querían pagarle».

El fiscal ha calificado al exjefe de Producción como «un profesional de hacer viajes» justificados en las gestiones que realizaba para el complejo cultural de Avilés y ha centrado su interrogatorio en los 14 que hizo entre el 30 de abril y noviembre de 2009 mientras estaba becado por otras instituciones en Roma.

Declaraciones de Ramón Blecua

Tras su testimonio ha prestado declaración el diplomático Ramón Blecua, quien ha afirmado que cobraba 110.000 euros anuales como agregado cultural de la Embajada Española en El Cairo y que renunció a su sueldo para realizar Servicios Especiales para la Fundación Niemeyer, que le pagaba 37.254 euros al año. Al ser preguntado por el fiscal por la merma económica que suponía su asesoramiento para el Niemeyer, Blecua ha respondido que accedió a colaborar por el interés que le suscitaba un proyecto cultural novedoso, diferente, con gran proyección internacional y suponía para él un reto «extraordinario».

El diplomático ha ratificado que no llegó a Avilés «a ganar dinero» sino porque era «algo fresco» y ha reconocido que realizó varios viajes internacionales, entre otros a EE.UU., Samarkanda, Turquía, Teherán y Londres aunque no ha recordado todos los países que visitó a cargo del Niemeyer, al haber pasado ya diez años. El juicio continúa con la declaración, en calidad de testigo, de Ana Rosa Migoya, que estuvo al frente de la Consejería de Cultura del Principado, entre los años 2003 y 2007 y que presidió el Patronato de la Fundación Niemeyer, informa Efe.

Comentarios

El exjefe de Producción del Niemeyer recibió 80.000 euros anuales mientras cobraba el paro