La fortuna de 10 millones de un asturiano embargada por De Lara se atasca en el caos de su juzgado

José Casanova suma tres condenas por alijos de tabaco desde el año 1984, tiene otra pendiente por narcotráfico, 5,8 millones de euros blanqueados y 39 inmuebles. Detrás, una pensión de 916 euros

Dinero incautado dentro de la Operación Zebra
Dinero incautado dentro de la Operación Zebra

Dos patrimonios embargados al asturiano José Casanova: uno de diez millones de euros y otro de tres. El primero responde a la operación Zebra, el resto a la Zebra II. Ambas investigaciones, bajo el paraguas del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, fueron tuteladas por la Agencia Tributaria en Galicia e implican una fortuna embargada que, por la situación de interinidad del juzgado lucense, parece estar abocada a dormir el sueño de los justos. Y es que la juez titular, Pilar de Lara, a falta de que la sanción sea firme, dejará Lugo por imperativo del Consejo General del Poder Judicial. El pleno de este órgano tendrá la última palabra. Dejaría también atrás los macroprocesos que aún instruye, entre ellos el formado por la Zebra y, como pieza separada, la Zebra II.

La investigación matriz sitúa al asturiano José Casanova Pérez al frente de un imperio levantado en 35 años con la venta de tabaco, cocaína y heroína. La fortuna bloqueada se reparte en una maraña de 40 bienes (en Oviedo, Lugo, Quiroga, Monforte y Marbella) a nombre de los 24 investigados que integran las 14 sociedades (en España, Luxemburgo y las Bahamas) cercadas por la Agencia Tributaria. Solo en España se le atribuyen otras 26 cuentas bancarias a nombre de testaferros o empresas sospechosas que suman 1,7 millones de euros; otra en Suiza con 1,9; cuatro en Andorra con 1,1; una más en Macao con 1,2; y 300.000 euros repartidos entre Portugal y las Bahamas.

Pieza separada

La operación Zebra II derivó en una conclusión policial hasta ahora inédita en Galicia. La Agencia Tributaria sitúa a una parte de la organización de Casanova, liderada por Antonio Castro, volando por su cuenta. Exactamente con la compra de terrenos forestales para blanquear dinero de origen presumiblemente ilícito: «Se ha detectado un volumen relevante de inversiones forestales, fundamentalmente pinos y eucaliptos, que ofrecen una especial revalorización con el transcurso del tiempo». Solo las 111 hectáreas de monte embargadas en As Pontes y Muras están valoradas actualmente en 445.000 euros.

Otro condicionante de la instrucción es su volumen, con más de 70 tomos, algunos todavía en secreto de sumario tras cinco años de investigación. Este hecho ya supeditó el trabajo de las defensas, que tardaron meses en recibir la documentación, una vez autorizada por De Lara, porque no estaba digitalizada y desconocían las acusaciones contra sus clientes. Llegados a este punto, explican letradas personadas, hay dos opciones. La primera pasa por esperar a que se confirme la sanción y la jueza deje Lugo, situación que podría demorarse hasta medio año. Luego habría que esperar a que se incorpore el sustituto para seguir esperando a que estudie esta macrocausa concreta en el contexto de un lote extremadamente complejo y vasto.

Traslado a Oviedo

El sucesor de Pilar De Lara, de confirmarse el relevo, tendrá que decidir, de entrada, si respalda a su predecesora en que buena parte del procedimiento, el que se conoce -el resto sigue secreto-, acabe de instruirse en Oviedo. La voluntad de la jueza ya encontró réplica mediante recursos de reforma para que el juzgado ovetense se inhiba. Alegan que, al existir una parte secreta, lo coherente es conocerla para tomar una decisión formada. En todo caso, ya sea en Lugo u Oviedo, el procedimiento tiene todas las papeletas para prolongarse en el tiempo, al igual que el embargo que pesa esta fortuna de futuro incierto.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La fortuna de 10 millones de un asturiano embargada por De Lara se atasca en el caos de su juzgado