El chofer de Grueso dice que le daba 1.500 euros extra por su «total disponibilidad»

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

La Audiencia Provincial de Oviedo continua hoy el juicio por las presuntas irregularidades contables en el Centro Niemeyer de Avilés. En la imagen, el exjefe de producción del complejo cultural,Marc Martí (2d); el exagente de viajes José María Vigil (d); el exdirector general de la Fundación Niemeyer, Natalio Grueso (4d); su exesposa, Judit Pereiro (3d); y uno e los testigos (i)
La Audiencia Provincial de Oviedo continua hoy el juicio por las presuntas irregularidades contables en el Centro Niemeyer de Avilés. En la imagen, el exjefe de producción del complejo cultural,Marc Martí (2d); el exagente de viajes José María Vigil (d); el exdirector general de la Fundación Niemeyer, Natalio Grueso (4d); su exesposa, Judit Pereiro (3d); y uno e los testigos (i) J.L.Cereijido

El conductor reconoce que el exdirector del Centro Niemeyer le abonaba un «bonus» que no comunicaba a su empresa

13 may 2019 . Actualizado a las 13:24 h.

El chófer del exdirector del Centro Niemeyer, Natalio Grueso, ha reconocido que «cada cierto tiempo» este le concedía un «premio» económico en agradecimiento a su «total disponibilidad», informa EFE. D.A. ha testificado en la duodécima sesión del juicio que se celebra en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial por las presuntas irregularidades contables durante la gestión de Grueso en el recinto cultural avilesino, por las que afronta una petición fiscal de once años de prisión por la emisión de facturas falsas o manipuladas.

El conductor ha reconocido que Grueso, tanto en la Fundación Príncipe de Asturias como en la del Centro Niemeyer, le abonaba un «bonus», de unos 1.500 euros, «por estar siempre disponible» y que no comunicaba a la empresa para la que trabajaba. El chófer, que ha asegurado que conoce a Grueso desde hace más de veinte años y que mantiene con él una «amistad laboral», ha recordado que en una ocasión le llevó junto a su madre a un viaje «singular» a varias ciudades de Portugal para asistir a un congreso.

«A veces montaba alguien con él, pero no sabía a lo que iba», ha apuntado D.A., quien también ha comentado que algunas veces realizó servicios con su exmujer Judit Pereiro. En su declaración, también ha reconocido que desplazó a la madre y a la abuela a Avilés, aunque ha dicho no recordar si algunos de esos viajes se realizaron fuera del Principado.