Reciclar células madre para luchar contra el cáncer

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Ana Coto, Ignacio Vega-Naredo y Juan Carlos Bermejo-Millo
Ana Coto, Ignacio Vega-Naredo y Juan Carlos Bermejo-Millo Universidad de Oviedo

La Universidad de Oviedo participa una investigación que regular los procesos de control podría tener un gran impacto en la medicina regenerativa

16 may 2019 . Actualizado a las 19:52 h.

Personal investigador de la Universidad de Oviedo, en colaboración con el Centro de Neurociencias y Biología Celular de la Universidad de Coimbra (Portugal), de la Universidad de Aveiro (Portugal) y de la Universidad de Minnesota (EEUU), ha demostrado que regular los procesos de reciclaje y control de calidad de las células madre podría tener un «gran impacto» en la medicina regenerativa y la lucha contra el cáncer.

La investigación realizada por Sílvia Magalhães-Novais, investigadora predoctoral del Centro de Neurociencias y Biología Celular de la Universidad de Coimbra, y Juan Carlos Bermejo-Millo, investigador predoctoral de la Universidad de Oviedo, y liderada por Ignacio Vega-Naredo, profesor del Departamento de Morfología y Biología Celular de la Universidad de Oviedo, ha sido publicada en la revista científica Autophagy, según ha informado la institución académica. El objetivo del estudio es tratar de comprender cómo los procesos de autofagia (reciclaje de componentes celulares) y apoptosis (muerte celular programada), responsables del control de calidad celular en los diferentes tejidos, consiguen aumentar la competencia de las células madre que tienen como función originar los diferentes tipos de células que componen nuestros tejidos.

Este estudio podría tener gran importancia en medicina regenerativa, ya que sugiere estrategias para mantener las células madre de nuestros tejidos en condiciones saludables durante más tiempo. «Una gran parte de nuestros tejidos tienen un reservorio de células madre que se va perdiendo durante el envejecimiento. Estas células deben poseer un sistema de control de calidad que les confiera una mayor resistencia frente a condiciones desfavorables y que las mantenga viables y con capacidad de regenerar a las células más diferenciadas que van siendo perdidas», ha explicado Paulo Oliveira, investigador del Centro de Neurociencias y Biología Celular de la Universidad de Coimbra. Ignacio Vega-Naredo, autor sénior del trabajo, ha señalado que a medida que se envejece, las células van oxidándose y acumulando basura y errores que les impiden realizar sus funciones normales. En este trabajo, han visto cómo las células madre poseen sistemas antioxidantes y de reciclaje de componentes más potentes que les permiten aguantar situaciones de estrés de forma más eficiente, aunque también los reservorios de células madre se van agotando, informa Europa Press.