No, en las escuelas de Asturias no se va a obligar a los niños a aprender a masturbarse

ASTURIAS

Un fotograma del gag de Educación sexual de «El sentido de la vida» de Monty Python.
Un fotograma del gag de Educación sexual de «El sentido de la vida» de Monty Python.

Un responsable de Vox difunde que un programa dirigido a profesores de la ESO «fomenta la pornografía» y «relaciones sexuales variopintas»

18 jun 2019 . Actualizado a las 09:13 h.

«Sexualidades» es un programa elaborado por la Consejería de Educación, en coordinación con la de Sanidad, para ofrecer a los profesores del ciclo de Secundaria una serie de propuestas para la elaboración de materiales en las clases. Se trata de una propuesta opcional, que los centros pueden tomar en consideración o no, de hecho el próximo curso 2019/2020 sólo seis institutos de Asturias han decido impartir estas enseñanzas y para los alumnos de segundo a cuarto curso. Entre los conceptos que se incluyen están la higiene, la prevención de embarazos no deseados, el cuidado ante las enfermedades de transmisión sexual y los métodos anticonceptivos, las identidades y orientaciones sexuales, la masturbación y también el conocimiento del impacto que pueden tener en las relaciones afectivas las redes sociales. El panel se limita a una descripción muy somera de estos concepto para que los profesores los tengan en cuenta y, sin embargo, desde el entorno de Vox se ha denunciado de forma dramática que se pretende «fomentar la pornografía».

Así lo afirmó a través de un mensaje en su cuenta de Twitter el número tres del partido de extrema derecha en la lista autonómica y responsable de la campaña electoral en Asturias, Javier Jové, que aseguró (adjuntando una imagen del programa) que «si mandas a tus hijos a un colegio público en Asturias, les obligarán a asistir a estos talleres de sexualidad y fomento de la pornografía, las relaciones sexuales adolescentes variopintas y la masturbación».

Pero lo cierto es que este programa ni está dirigido a niños, ya que se trata de material para profesores en la enseñanza con adolescentes, ni tiene un carácter obligatorio, ni en ninguno de sus niveles incluye enseñanza alguna a través de la pornografía. De hecho se trata de precisamente lo contrario, de evitar que los jóvenes puedan limitar su aprendizaje a la visión del porno en internet.