«La clave de mi empresa es la sangre asturiana, trabajadora e indomable»

J. C. G.

ASTURIAS

El empresario mexicano Carlos Casanueva
El empresario mexicano Carlos Casanueva ALLAN FIS

El empresario mexicano de origen asturiano, fundador y presidente vitalicio de Interproteccion, recoge esta tarde el Premio Álvarez Margaride a la Trayectoria Empresarial en el Club de Regatas de Gijón

21 jun 2019 . Actualizado a las 14:41 h.

«Bonhomía, su resiliencia, su espíritu emprendedor, y su compromiso con la sociedad y con Asturias». Esos son los méritos que le reconocen al empresario mexicano de origen asturiano Carlos Casanueva los convocantes del Premio Álvarez Margaride a la Trayectoria Empresarial, que recogerá esta tarde en Gijón, en el transcurso de una cena organizada en el Club de Regatas de Gijón. El fundador de Interprotección, el mayor grupo asegurador de América Latina ya en manos de sus cuatro hijos, se ha sumado a personalidades como Sabino García, Juan Alvargonzález, Plácido Arango, Juan Cueto, Francisco Rodríguez, Daniel Alonso, Antonio Suárez, y Luis Fernandez-Vega. Carlos Casanueva Varas en el elenco de galardonados por una iniciativa de la Asociación APQ (Asturias Patria Querida) y SabadellHerrero, patrocinada por la entidad bancaria, Asturiana de Zinc, Thyssenkrupp y DKV Seguros. Su objeto: «Reconocer el esfuerzo de personas, empresas e instituciones, que desde dentro o fuera de Asturias, siendo asturianos o no, hayan destacado por su trayectoria directiva o empresarial y sean ejemplo de tesón, capacidad de innovación y carácter emprendedor y mantengan o hayan mantenido una estrecha vinculación empresarial, económica o social con el Principado de Asturias».

Esos criterios han encontrado destinatario este año en la persona de Casanueva. Nacido en 1937 en Ciudad de Mèxico pero de orígenes «totalmente asturianos», es presidente vitalicio de Interprotección, Obtuvo su posgrado en seguros por la Insurante Company of North America de la Universidad de Pensilvania y comenzó su carrera hace 56 años. Preside también la Fundación Carlos Casanueva Pérez para la promoción y el apoyo a proyectos de educación, salud y medio ambiente y ha sido reconocido con premios como el Clinton Global Iniciative por la implicación de la Fundación «en la solución de los problemas mundiales». Su fuerte vínculo con Asturias se ha mantenido en gestos como su patrocinio al Real Oviedo -equipo cuyos colores eran los de su padre- y en su presencia en los patronatos de la Fundación Princesa de Asturias y del Archivo de Indianos, además de la creación de premios como el que lleva el nombre de su difunta esposa para respaldar a ONG asturianas.

-No es frecuente que un premio como este empiece reconociendo la bonhomía y la resiliencia... ¿Es esa la clave de su éxito empresarial?